Utilizar la tarjeta de crédito y no las casas de empeño

El primer mes del año para mucha gente resulta un periodo muy difícil en términos económicos, por ello se le denomina con frecuencia como la “cuesta de enero”. Todo ello se debe a los muchos gastos que con frecuencia se realizan en los festejos decembrinos. Para salir delante de este problema, cuando se acercan las fechas obligatorias de pago por parte de los bancos- para quienes tienen contratados algunos de sus productos-, muchas personas deciden conseguir recursos financieros acudiendo a las casas de empeño. Pero ¿es esto lo más recomendable? ¿es preferible utilizar otro recurso bancario como, por ejemplo, la tarjeta de crédito?

Eso es lo que comentaremos en lo que sigue: por qué vale la pena usar un plástico crediticio y no acudir a las casas de empeño. Todo ello tiene repercusiones importantes tanto en el Buró de Crédito como en los alcances de nuestras finanzas personales.

Casas de empeño, cómo operan a nivel financiero

Hablar acerca de las casas de empeño implica dejar en claro que se trata de entidades dedicadas a prestar dinero de modo inmediato con tan solo dejar como garantía algún bien inmueble, como, por ejemplo, aparatos electrónicos, joyas, relojes, etc. Para formalizar este acuerdo se establece un contrato, en el cual quedará asentado la cantidad monetaria que será prestada al solicitante, el periodo que se le concede para pagarlo y los intereses que esto generará.

En caso de que se cumpla la fecha límite para recobrar un bien que ha sido empeñado y no se realice el pago en cuestión, esa propiedad pasará a poder de la casa de empeño y podrá ser comercializada. Ante ello, ¿qué tan conveniente resulta empeñar propiedades para obtener recursos y salir adelante de situaciones urgentes?

Ventajas de la tarjeta de crédito sobre las casas de empeño

Una alternativa acerca de ello que no tiene asociados riesgos como los mencionados nos la ofrecen las tarjetas de crédito. Utilizando este instrumento de modo juicioso e inteligente se puede pagar menos intereses, o bien cumplir con un pago parcial, un monto por encima del mínimo o inclusive la totalidad de la deuda. A diferencia de las casas de empeño no se maneja una fecha límite para realizar la liquidación de las compras realizadas. Un beneficio adicional del manejo de las tarjetas de crédito en comparación con las casas de empeño, es que con ello se forja un historial en el Buró de Crédito, lo cual nos brinda acceso a más y mejores productos bancarios.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios