Universitarios mexicanos no conocen su plástico crediticio

Estadísticas recientes señalan que la mayoría de los mexicanos no comparan su plástico crediticio antes de aceptarlo. Saber cuáles son los aspectos más destacados de este medio de pago es de enorme apoyo para los universitarios, en específico para solventar sus gastos escolares. Uno de los mayores desafíos de quien inicia la etapa adulta de su vida, es aprender a usar las tarjetas bancarias. Un sondeo desarrollado en fechas recientes por la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) reveló que el 83 por ciento del público mexicano que contrata una tarjeta de crédito, no compara distintas opciones antes de hacerlo.

Otro estudio, pero esta vez realizado por el Inegi, revela que en la última década la clase media se ha incrementado en México, elevándose de 34 a 39 por ciento. Este factor eleva la necesidad de servicios bancarios en un número aproximado de 36 millones de jóvenes en nuestro país. Por el hecho de que los estudiantes tienen que gastar, cuentan con ingresos regulares gracias al apoyo de sus padres, son sujetos de crédito para numerosas instituciones bancarias que tratan de captarlos. De acuerdo al comparador de servicios financieros ComparaGuru, las principales tarjetas de crédito creadas para el público universitario comparte características como:

Muchas de ellas solicitan demostrar que uno es estudiante o profesor; no solicitan comprobar ingresos elevados y en ciertos casos no es requisito recibir ingreso alguno; la solicitud se completa en línea, a través de un corto formulario y sin excesivos requisitos, y generalmente no cobran anualidad, ni apertura, puesto que tratan de fidelizar a los jóvenes universitarios y cuando inicien su trayectoria profesional sigan vinculados con ese banco en específico.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios