Tener o no tener tarjeta de crédito

La gran cuestión de Shakespeare: “ser o no ser”, puede ser traducida al ámbito de las finanzas en un tener o no tener tarjeta de crédito. Por supuesto, es un dilema más mundano, pero no menos importante, por lo menos en el mundo moderno, para alcanzar una positiva estabilidad financiera y con ello cierta dicha y paz. Por lo consiguiente, para responder a la pregunta mencionada acerca de qué es más conveniente, si tener un plástico crediticio o no tenerlo, vamos a analizar algunos puntos esenciales.

Nos comentan a veces los expertos que con los meses sin intereses en realidad no se pagan intereses. Esto podría no ser tan exacto como pudiera considerarse a simple vista. Si una tienda nos da la alternativa entre pagar al contado con un descuento o pagar a meses sin intereses, la cantidad mencionada como descuento es el interés que se terminará por pagar por ese producto. Así también, si no se cumple en tiempo y forma con un pago, la entidad bancaria comenzará a realizar el cobro de recargos e intereses.

En otras ocasiones se suele escuchar que es más valioso ahorrar que adelantar en el pago de las deudas pendientes. Bueno pues todo ello es relativo: si el interés que nos están cobrando con un crédito es del 10 por ciento, pero los rendimientos garantizados que nos proporciona cierto instrumento de inversión es del 15 por ciento, no nos conviene tanto adelantar pagos de una deuda. Sin embargo un caso como el mencionado no es muy frecuente en el ámbito de la economía nacional.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios