“Te sacamos del Buró de Crédito”

Justo eso es lo que prometen distintas empresas de dudosa reputación: “Te sacamos del Buró de Crédito” aseguran, e incluso algunas de estas compañías presumen tener el método de hacerlo sin pagar nada, garantizando que por más deudas que se tengan y por más episodios de morosidad que se hayan protagonizado, a final de cuentas quedarán eliminados todos los registros en las bases de datos de las principales sociedades de información crediticia, en especial, el Buró de Crédito.

Sin embargo, la verdad es que esto no es posible, ya que los registros en el Buró de Crédito no pueden alterarse, solo actualizarse en caso de que se cubran los adeudos pendientes. A final de cuentas lo mejor es tener unas finanzas sanas y liquidar en tiempo y forma las deudas en meses sin intereses.

Sumar pasivos por las compras más recientes que hemos realizado, puede hacernos caer en situaciones de impago, afirman los expertos. Si uno se retrasa más de sesenta días en liquidarlas, su calificación en el buró de crédito será negativa.

Una vez que las ofertas se han terminado, es el tiempo de pagar. Si ya se tienen varias deudas en las tarjetas de crédito, es tiempo de pagar. Para quienes pierdan el control de sus saldos y pagos los especialistas nos ofrecen algunos consejos para no caer en situaciones de impago.

Hacer un corte de caja

Se deben reunir los estados de cuenta, sumar el monto total del adeudo y compararlo con el nivel de los ingresos personales. Si las deudas superan nuestros ingresos, hay que buscar la manera de disminuir los gastos. La clave para salir de deudas es saber bien cuánto se debe y cuándo se debe de pagar.

No retrasarse

Si uno se retrasa en el pago, el banco congelará el crédito que tenemos en la tarjeta para no caer en sobreendeudamiento. Como consecuencia de ello, en el historial crediticio tendremos un reporte negativo. Al cumplirse 60 días de atraso en los pagos, un tarjetahabiente entra en mora y es reportado por el despacho de cobranza de los bancos.

Elegir con cuidado

Si se tienen dos o más tarjetas crediticias y se tienen problemas de pago, hay que procurar no retrasarse más de un mes al cubrir esa deuda. Luego hay que liquidar el saldo de una tarjeta el primer mes y el siguiente liquidar la deuda del otro plástico. De esa manera las instituciones bancarias no congelarán nuestro crédito.

Tener un buen historial crediticio

Considerando lo anterior, para quienes aseguran “te sacamos del Buró de Crédito”, hemos mencionado que se trata de una posibilidad fuera de la realidad y una probable señal de actividades fraudulentas. Lo más recomendable es tener un buen historial crediticio, pagando a tiempo las compras a meses que se tengan pendientes de cubrir en su totalidad.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios