Tarjetas de crédito sin buro y sin anticipos

Llegado el punto de tener deudas excesivas, muchas de ellas ocasionadas por una deficiente administración financiera, se tiene la necesidad de conseguir tarjetas de crédito, sin anticipos y sin buró, debido especialmente a los obstáculos que supone tener un historial con demasiadas referencias negativas. Pero prevenir esta situación tal vez sea más valioso que buscar remedios milagrosos para nuestra economía y para ello en lo que sigue les ofreceremos valiosos consejos.

Así que más allá de buscar tarjetas de crédito sin buro y sin anticipos, quizás sea más oportuno seguir las recomendaciones que a continuación les compartiremos para un buen manejo de los plásticos crediticios.

Los riesgos de las tarjetas de crédito

Contar con una tarjeta de crédito no debe darnos miedo. Si uno la maneja correctamente y se es cuidadoso, es un modo eficaz para pagar servicios y bienes que son indispensables, en momentos en los que no se cuenta con los recursos necesarios para solventar esos gastos.

La idea que fundamenta el uso de las tarjetas de crédito es “comprar al momento y pagar más adelante”. No obstante, esto no debe ser tomado a la ligera, ya que el crédito bancario no debe ser pensado como una extensión de nuestro salario, sino como un préstamo que debe ser liquidado en un plazo determinado.

Manejar correctamente el crédito bancario

Para que la tarjeta de crédito llegue a ser nuestra mejor herramienta, hay que considerar que la tarjeta bancaria es un medio de crédito personal para el consumo. Una de las ventajas del crédito que ofrecen los bancos es que para conseguirlo no se requiere de cumplir demasiados requisitos.

En cuanto se cumplan con esos requerimientos, el banco nos otorgará una línea de crédito que se podrá usar siempre que se requiera, ya sea pagando consumos con ese plástico bancario o bien retirar dinero en efectivo en cajeros.

También hay que tomar en cuenta que el crédito es revolvente, esto quiere decir que puede ser usado muchas veces hasta el límite que se pre-aprobó, el cual irá disminuyendo conforme se lo utilice, pero también se irá restableciendo conforme vaya siendo liquidado. Tomando en cuenta lo anterior, es posible hacer de la tarjeta de crédito nuestra mejor herramienta.

A final de cuentas, si cultivamos unas finanzas sanas, por medio de un uso responsable del crédito bancario, no tendremos que buscar improbables opciones de tarjetas de crédito sin buro y sin anticipos.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios