Tarjeta de crédito sin buró de crédito

Uno de los motivos por los cuales las personas tienen permanentes deudas con las tarjetas crediticias es que se han habituado a pagar lo mínimo indispensable mes con mes, en tanto se siguen realizando compras sin cesar. Eso al final provoca que la cuota mínima se incremente hasta que la deuda salga de todo control y posibilidad de solución.

Todo ello afecta nuestra presencia en el buró de crédito y hace que sea imposible conseguir una opción crediticia. A final de cuentas no hay tarjeta de crédito sin buró de crédito, ya que toda esta información está estrechamente relacionada y decide a final de cuentas qué clase de sujetos de crédito somos ante las SIC y los bancos.

Pagar únicamente el mínimo parecería un modo suficiente para no tener que pagar pesadas cantidades de dinero, pero la verdad es que no es así. Las deudas de las tarjetas de crédito son bastante engañosas y crecen como lo hace la espuma. No obstante, hay maneras de mitigar este problema, son estrategias para en un mediano plazo olvidarse de las deudas con las tarjetas de crédito. No hay una tarjeta de crédito sin buró de crédito, es decir, no puede uno estar separado de la presencia que se tenga ante el buró de crédito y el círculo de crédito.

Dejar de usar las tarjetas de crédito

Aunque se cuente con más de una tarjeta de crédito, es preferible no tenerlas al alcance por un tiempo razonable. Y si ya no se puede realizar esa acción, por lo menos hay que manejar un solo plástico, de preferencia aquel que tenga la menor tasa de interés y que nos ofrezca ventajosas condiciones. Si la decisión de utilizar solamente una tarjeta de crédito nos permite controlar mejor los gastos se consigue así darle un alivio al bolsillo.

No permitir que la deuda siga creciendo

Continuar pagando lo que sea posible no es la mejor decisión, puesto que el monto que no se cancela continúa derivando en consecuencias negativas y mayores intereses. Es preciso dejar de lado este mal proceder y pagar un poco más de la cuota mínima, para que la deuda vaya bajando lo más que se pueda. Lo más importante es no seguir comprando cosas innecesarias.

Renegociar un financiamiento

Es preferible solicitar un corte actualizado para saber acerca del monto exacto de la deuda que se tiene. Desde este punto se pueden analizar distintas opciones para cancelar el adeudo. Algunas posibles soluciones se relacionan con el refinanciamiento de la deuda y como alternativa extrema solicitar un préstamo al banco para detener la deuda cancelándola y luego renegociar accesibles mensualidades para el pago del préstamo.

Para efectos de tener acceso a un nuevo producto financiero, es indispensable manejarse adecuadamente ante las sociedades de información crediticia. No es posible tener acceso a una tarjeta de crédito sin buró de crédito, ni tampoco a cualquier otra alternativa formal de financiamiento.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios