Tarjeta de crédito, la mejor herramienta financiera

El consumo por medio de tarjetas crediticias es el más caro en los tiempos actuales. Un consejo elemental es no endeudarse al usarlas, pero en última instancia hay motivos importantes para considerar a los plásticos crediticios como nuestros mejores aliados en las finanzas personales. Lo más importante es saber gestionarlas obteniendo el mayor provecho. En lo que sigue les ofrecemos algunos consejos para ello.

Las tarjetas de crédito nos dan la oportunidad de acceder un financiamiento sin intereses, procurando que se pague el saldo completo en cada corte. Las operaciones que se realizan después del día de corte quedan incluidas hasta el siguiente estado de cuenta. También conviene usar las tarjetas de crédito por las alternativas de recompensa que nos brindan. En ocasiones premian su utilización con puntos que se transforman en dinero en efectivo y en otras con millas para viajes.

Además, los plásticos crediticios nos ofrecen un puntual registro de los gastos realizados y con esto se puede corregir el rumbo de las finanzas personales, para administrar de mejor manera los recursos propios.

Los plásticos bancarios nos permiten atender gastos inesperados. Ante alguna emergencia médica, por ejemplo, un ingreso hospitalario inesperado o una travesía inevitable, se puede utilizar como recurso de emergencia.

Disponer de dinero en efectivo usando la tarjeta de crédito, aun cuando tiene un elevado costo, nos sirve para resolver ciertas problemáticas de urgencia que de otro modo podría implicar graves complicaciones y amargas experiencias. Además las tarjetas de crédito son muy útiles para los viajes, por ejemplo, para documentarse en hoteles. También para rentar un coche resultan un práctico medio.


Categorías:
Credito Negocios Créditos Tarjetas de Crédito

Comentarios