Quita bancaria Buro de Crédito

Una de las alternativas que ofrecen los acreedores a los deudores para recobrar una porción de lo que les han entregado en préstamo, es concederles una quita. No obstante, hay varias consideraciones que se tienen con respecto a esta opción financiera que no son del todo exactas. Todas estas incertidumbres parten de un desconocimiento o falta de familiarización que trataremos de disminuir con los comentarios siguientes. Hablemos más acerca de la quita bancaria y el Buró de Crédito.

Pero ¿qué es una quita y qué tiene que ver con nuestra presencia en las principales sociedades de información crediticia, en especial el Buró de Crédito?

Qué es la quita bancaria

Cuando se habla acerca de la aplicación de una quira bancaria, se está haciendo mención acerca de la disminución de dinero que se le debe a una entidad financiera, ante las complicaciones que se tienen de realizar el pago completo de ese adeudo. También puede entenderse la quita como una negociación verbal que se establece entre los acreedores y los deudores.

Las quitas y el Buró de Crédito

Mucha gente considera que, cuando se establece un convenio de esta naturaleza con un acreedor, se está ocasionando un quebranto a la empresa dedicada a autorizar financiamientos. De ser así, esto derivaría en una referencia negativa en el Buró de Crédito, el cual dejará constancia de este dato en el historial de ese usuario deudor con la clave “LC”, es decir un “pago menor o convenio de finiquito acordado con el consumidor”.

Se trata de una referencia que permanecerá asentada en el historial durante los siguientes seis años. Durante ese periodo es probable que nos resulte complicado conseguir un préstamo o producto bancario que necesitemos, tal vez con urgencia.

Los detalles de la quita

Otras personas consideran que, para que un acuerdo de esta clase pueda ser considerado formalmente como una quita, debe ser mayor al cincuenta por ciento del adeudo total. No obstante, aun cuando el descuento sea de solo el diez por ciento, la institución que accede al arreglo está llevando a cabo una quita. En este sentido, el porcentaje puede variar, pero por lo general ronda entre el 30 y el 95 por ciento del adeudo total.

Finalmente hay que señalar que, cuando se contratan los servicios de una reparadora de deudas, la cantidad establecida en la quita la fija el acreedor y nunca el deudor. El agente de la reparadora se limita a fungir como representante de este último.


Categorías:
Buró de Crédito Créditos Creditos en México

Comentarios