Qué son los créditos rápidos

Cuando se tiene un pago urgente de cubrir, por algún evento inesperado, los créditos rápidos pueden ser una salida a ese callejón desesperante. Se trata de un tipo de crédito al consumo que se contrata por un monto de dinero hasta cierto punto moderado, a cambio de pautas más bien desfavorables de pago, por ejemplo, intereses bastante elevados por pagar. En contraparte los créditos rápidos no son préstamos que impliquen el pago de comisiones de apertura, sin embargo los intereses son tan considerables que vale la pena pensarlo dos veces antes de conseguir un crédito rápido.

El periodo de amortización que manejan esta clase de productos financieros suele alcanzar los 60 meses. Para contratar un crédito rápido se puede solicitar tanto a una compañía privada como a una institución bancaria o una entidad crediticia que brinde las suficientes garantías y seguridad a los usuarios. Por lo que se refiere a la documentación para conseguir un crédito rápido se suele solicitar una comprobante de ingresos, un comprobante de domicilio y una identificación oficial. El trámite suele ser muy sencillo y el dinero se entrega de manera rápida al interesado y sin que este último tenga que justificar para qué va a usar el dinero en cuestión.

En cuanto se ha solicitado la documentación pertinente, si todo está en orden y no hay referencias negativas en los listados de morosos, el dinero se suele entregar en un periodo máximo de 5 días, aunque por lo general se suele tener ya disponible en uno o dos días luego de realizar el trámite de un crédito rápido.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios