Qué es una tarjeta de crédito adicional y para qué sirve

Los plásticos crediticios adicionales fueron diseñados para solventar la necesidad de los cabezas de familia de ofrecer respaldo económico a sus dependientes directos, por ejemplo, sus hijos o consorte. Se trata de medios de crédito que sirven para aquellos padres que desean cubrir los gastos de los estudios universitarios de sus hijos y también para los matrimonios que se han organizado para administrar los gastos diarios con ayuda de este recurso. También para aquellas personas con los medios suficientes para atender permanentemente los gastos de algún familiar.

En general se trata de un plástico complementario con el cual se le ofrece acceso a la línea de crédito del titular de la cuenta. Habitualmente se expide a nombre de un familiar del contratante. Las compras y operaciones que realiza este tarjetahabiente complementario son registradas en una sección aparte del reporte del tarjetahabiente titular y este último es el que tiene la obligación legal de efectuar tanto los pagos del saldo de crédito, como los intereses que se apliquen.

Es importante señalar que cualquier persona mayor de edad puede obtener una tarjeta de crédito adicional. No obstante, debe ser el titular de la cuenta bancaria quien realice la solicitud y la aprobación de los plásticos crediticios complementarios que necesite.

Tras haberse solicitado la tarjeta complementaria, esta llegará al domicilio del titular. Será un plástico con las mismas características físicas que la tarjeta del titular, pero con el nombre del usuario adicional y con un número distinto para así distinguir las compras que efectúa el titular del poseedor del plástico adicional.


Categorías:
Créditos Tarjetas de Crédito Tips Financieros

Comentarios