Problemas frecuentes con las tarjetas de crédito

Si un plástico crediticio se ha transformado en un adeudo complicado de pagar y has tenido la inquietud de solicitar una quita a la institución bancaria, te conviene atender los consejos que a continuación de comentaremos. Es importante saber que hay dos maneras de conseguir la renegociación de un adeudo: la primera tiene que ver con una reestructura y la segunda a través de una quita.

La primera, la reestructuración de deuda, nos señala que el saldo pendiente de cubrir será dividido en pagos más sencillos de completar en un tiempo más prolongado. Por lo que se refiere a la quita, se trata de un solo pago beneficiado por un descuento especial. Aparentemente la quita es la mejor alternativa al respecto, pero, en última instancia, podría no ser la mejor opción a elegir para el caso de solucionar un problema de deudas.

El problema estriba en que la quita quedará reflejada en el historial del buró o el círculo de crédito como “pagado pero incompleto”. Esa será una referencia negativa que nos perseguirá durante los siguientes seis años que demoran en ser borrados los registros recopilados en el Buró de Crédito.
Cuando se plantea una quita con el banco, en el historial de crédito se mostrará la clave 97 y el aviso que se trata de un “crédito total o parcial sin recuperar” o bien una “quita a solicitud de la persona deudora”. Durante ese lapso, será muy complicado que alguna institución bancaria o financiera acepte concedernos algún préstamo o crédito, puesto que tendrán constancia de que presentamos eventos de morosidad o impago.

Otro aspecto no muy positivo con respecto a la quita, es que, si no se tenía otra financiación con los pagos al día, lo cual es algo bastante frecuente, cuando se elimine la quita del historial de crédito, este quedará en la institución bancaria. Por lo cual, se tendrá que iniciar de nuevo el historial para tener acceso a un producto bancario que nos resulte atractivo.

Otra cuestión con respecto a los problemas que se presentan con las tarjetas de crédito es la siguiente: ¿se tiene la posibilidad de reestructurar el adeudo y conseguir un positivo descuento sin que aparezca el aviso de que “cumplió con el pago, pero de modo incompleto”?

Antes de tratar de responder a esta pregunta conviene tomar en cuenta algunos puntos relevantes. Antes de llegar a ese punto, en el que la tarjeta de crédito nos genere adeudos impagables, conviene tomar en cuenta la posibilidad de cancelarla. La verdad es que este trámite no tiene por qué transformarse en otro contratiempo si se realiza como es debido. Ninguna institución bancaria nos puede obligar a ser sus clientes de manera indefinida.

Según lo establecido en la Ley de Transparencia y Ordenamiento de Servicios Financieros y la de Instituciones de Crédito, se tiene el derecho de realizar la cancelación de un plástico crediticio siempre que se lo desee y del modo más fácil que sea posible. Los expertos de la Condusef recomiendan lo siguiente para el caso de cancelar sin problemas una tarjeta de crédito.

Lo primero es tener constancia de que no se tiene adeudo alguno. Y es que, si se tienen deudas con la institución bancaria, se puede iniciar la solicitud de cancelación, pero este proceso no tendrá lugar sino hasta que se haya liquidado por entero lo que se debe.

Después es necesario solicitar la cancelación al banco por vía telefónica. Antes de acudir personalmente a la sucursal, hay que comunicarse a la línea de atención de clientes de la entidad bancaria, puesto que algunos bancos solo aprueban la cancelación de una de sus tarjetas, luego de que el solicitante llamó por teléfono a su departamento de call center.

Finalmente es preciso redactar una carta en la que se expongan por escrito los motivos por los cuales se pretende cancelar el plástico crediticio, en caso de que nos sea solicitado por el banco este requisito. Lo que sigue es hacer entrega de la tarjeta al banco y constatar que el instrumento en cuestión sea destruido. Es una medida que nos garantizará no solamente que ya no podremos llevar a cabo operación alguna con esa tarjeta, sino que, además, se impedirá que alguien haga un uso indebido del plástico que llegara a afectar nuestra situación bancaria.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios