Préstamos que no se pueden pagar

Quizás alguna vez nos hayamos en la situación de no poder pagar un préstamo que habíamos solicitado, ya sea a algún banco o institución financiera. En este caso conviene proceder con responsabilidad y deseos de superar tan lamentable circunstancia. En el caso de los incumplimientos con amigos y familiares hay que comunicarles con antelación nuestras dificultades para cumplir con el pago y así evitar más complicaciones.

En cualquier circunstancia de negociación a los que se llegue, ya sea con personas como con entidades financieras, hay que intentar cumplir y seleccionar el modo de pago más conveniente, de acuerdo con nuestra situación financiera o familiar. Además, nunca hay que recurrir a préstamos poco formales, como los denominados “gota a gota”, para intentar el financiamiento de otros adeudos, ya que puede caerse en un círculo vicioso y al final esta clase de préstamos resultan más costosos. Se debe evitar a toda costa tomar la decisión de renunciar a pagar una deuda, con el pretexto de que así mejorará nuestra circunstancia financiera, ya que, realmente lo que sucede es que la estaremos empeorando.

A final de cuentas perderemos la confianza de la gente que conocemos y el sistema financiero nos calificará de negativa manera en el historial crediticio, con todos los problemas financieros que esto acarrea.


Categorías:
Creditos en México Herramientas Tips Financieros

Comentarios