Preguntas antes de adquirir una tarjeta de crédito

¿Es realmente necesario contratar productos bancarios? ¿Es indispensable utilizar como apoyo para salir delante de compromisos urgentes préstamos y créditos bancarios? Las respuestas a estas cuestiones, en última instancia, dependen de las necesidades que se tengan de manera particular. Lo importante es que antes de buscar la contratación de algún producto bancario en específico se realice una reflexión adecuada al respecto: son algunas de las preguntas antes de adquirir una tarjeta de crédito que todos se deberían hacer.

Si bien el medio bancario mexicano cuenta con decenas de plásticos crediticios disponibles, no todos ellos se corresponden con los diferentes tipos de servicios financieros, ni con las necesidades bancarias que se tienen. Incluso podría afirmarse que las tarjetas crediticias no son para todos y en ciertos casos son las tiendas departamentales quienes deben decidir si una persona es adecuada para entregarle este instrumento o no.

Algunos de los aspectos que deben de considerarse antes de contratar una tarjeta de crédito son los siguientes. Por supuesto pueden ser consideradas como de esas indispensables preguntas antes de adquirir una tarjeta de crédito.

Para qué se piensa utilizar

Es preciso valerse del crédito de modo productivo, para así comprar servicios o bienes capaces de dejarnos un rendimiento más grande al interés que se está pagando por ellos.

Saber si se puede pagar a tiempo

Es algo esencial para saber si es una buena decisión contratar o no uno de estos instrumentos, saber que solo el 45.9 por ciento de los usuarios de plásticos crediticios pagan puntualmente el total de sus adeudos, ya que los demás solo abonan el mínimo. Además, las instituciones bancarias consiguen el 70 por ciento de sus ingresos a partir de los desequilibrios que los usuarios tienen por el pago de comisiones intereses.

Evaluar la seguridad

Contrariamente a las tarjetas de débito, si alguien clona una tarjeta de crédito, el banco puede demorar de dos a seis meses en solucionar ese caso y la cuenta queda congelada hasta que todo se resuelva. Mientras que, en el caso de la tarjeta de débito, por la frecuencia con la que se dispone de fondos, puede ser más complicado que el banco detecte el fraude y reponga la cantidad relacionada con el delito.

Hemos comprobado que uno de los errores más frecuentes al gestionar las finanzas propias, se relaciona con la irreflexiva contratación de productos bancarios. Son préstamos o créditos que en realidad no necesitamos o no podemos administrar. De allí la necesidad de hacerse esas preguntas antes de adquirir una tarjeta de crédito.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios