Por qué no me autorizan una tarjeta de crédito

Contar con un plástico crediticio resulta un gran apoyo para sacar adelante una gran variedad de proyectos. También se perfila como un práctico medio para realizar compras a meses sin intereses y obtener premios en puntos. No obstante, es preciso solventar algunos requisitos importantes para que las entidades bancarias nos puedan considerar aptos de acceder a ese producto financiero. ¿Qué sucede en los casos en los cuales se nos niega alguna tarjeta de crédito? Hay algunas razones específicas por las cuales seguramente eligieron no concederla, especialmente si se trata de la vez primera en la que se solicita un plástico.

Vale la pena comentar más al respecto, tratar de responder a la cuestión acerca de Por qué no me autorizan una tarjeta de crédito.

Tener antecedentes de morosidad

Si cuentas con un historial de crédito activo, pero con incumplimientos de pago, las oportunidades de que te autoricen una tarjeta de crédito son mucho menores. Lo mejor en este caso es buscar la liquidación, o intentar de ponerse al día con las deudas pendientes. Otra alternativa es pedir la tarjeta en otra institución bancaria con el cual no se tengan deudas pendientes.

Contar con un historial de crédito negativo

En el caso de que jamás se haya solicitado la contratación de algún producto bancario a nuestro nombre, esto no implica que no se cuente con un historial de crédito y que la institución bancaria no tenga manera de revisar nuestros hábitos de pago.

Para comenzar un historial crediticio conviene adquirir un plástico crediticio en alguna tienda departamental o abrir una cuenta de ahorro y depositar mes con mes una cantidad en específico. De ese modo se forjará el llamado registro de solvencia económica.

No tener presencia bancaria alguna

Más allá de que los bancos investiguen a un aspirante a obtener alguno de sus productos, revisando los antecedentes recopilados en el círculo de crédito o el buró de crédito, también procuran revisar en sus propios registros para comprobar la solvencia de esa persona. Es decir, a quienes ya tienen varios meses o años de ser clientes de esa institución financiera, tienen un mejor conocimiento acerca de cómo se conduce esa persona en cuestiones financieras, mucho más que si se tratara de un cliente recién llegado.

Estas fueron algunas de las causas por las que se nos pueden negar productos bancarios como las tarjetas de crédito.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios