Para qué sirve la educación financiera

Según un importante sondeo, la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015, únicamente el 8 por ciento de las personas mayores de edad en México afirmó haber recibido consejos para ahorrar en su escuela o a través de un profesor. Cerca del 90 por ciento de los encuestados afirmó haber recibido nociones de administración financiera por parte de sus padres. Por lo anterior es vital que los padres tengan la capacidad de comunicar sus experiencias relacionadas con el dinero a los niños. En lo que sigue comentaremos por qué es importante y para qué sirve la educación financiera.

Lo lamentable es que, según la ENIF, buena parte de los adultos que participaron en el sondeo no son aptos de realizar cosas tan simples como comparar antes de comprar un servicio o producto financiero. De acuerdo con los expertos, es muy importante que los niños aprendan de sus padres consejos de administración financiera como los siguientes:

Establecer prioridades y metas

Varias de las dificultades que debe afrontar un adulto al administrar sus finanzas se relaciona con la carencia de metas y el desconocimiento de prioridades. La principal diferencia entre quienes tienen unas finanzas sanas y quienes no, se relaciona con la capacidad que tienen para plantearse objetivos y alcanzarlos. Precisamente eso es lo primero que deberían enseñarles los padres a sus hijos.

La relevancia de postergar gastos

Tratar de conseguir lo que se desea al momento, es decir, comprar de manera irreflexiva, es una de las prácticas que más dañan a las finanzas personales. Es algo que debe evitarse en el proceder económico de los hijos, aconsejándoles mejor que ahorren y se forjen un porvenir sin problemas.

Mostrarles el vínculo entre dinero y trabajo

Los niños más pequeños por lo general tienen más dificultades en comprender de donde sale el dinero. Por este motivo hay que hacerles ver el vínculo directo entre el dinero y el trabajo. Conseguir el dinero requiere de esfuerzo, trabajo y entusiasmo y eso conviene enseñárselo a los niños a una temprana edad.

De manera que, la educación financiera tiene más relevancia de lo que uno pudiera pensar. En especial en nuestra agitada actualidad, con inesperadas variaciones macroeconómicas, resulta básico que las nuevas generaciones tengan conocimiento acerca de las prácticas más provechosas para la administración de sus recursos financieros y de los productos bancarios que tengan contratados. Esa es la mejor respuesta a la cuestión acerca de para qué sirve la educación financiera.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tips Financieros

Comentarios