No puedo pagar mi tarjeta de crédito

Cuando se llega a un nivel de endeudamiento en el que ya no se tiene la capacidad de solventar los compromisos bancarios que ya se han adquirido se tiene la impresión de que las puertas se nos cierran. Es entonces que esos usuarios financieros exclaman: “Ya no puedo pagar mi tarjeta de crédito”. Para no llegar a este punto, a esta circunstancia tan complicada, conviene analizar las causas del endeudamiento y cómo evitar el manejo deficiente de los recursos económicos propios.

Lo importante en este caso es no llegar al caso de quienes aseguran: “Ya no puedo pagar mi tarjeta de crédito”, sino hacer todo lo posible por tener unas finanzas sanas y terminar las deudas por el uso de las tarjetas de crédito.

No pagar tarjetas de crédito causas

En nuestro país, numerosas personas sufren un grado de endeudamiento considerable y están habituadas a gastar más de lo que perciben, utilizando su plástico crediticio para cubrir estas compras o pagos. Esto se va transformando en una auténtica bola de nieve y las deudas van en ascenso, incrementadas por las elevadas tasas de interés que por lo general llevan asociados estos instrumentos bancarios.

No pagar tarjetas de crédito consecuencias

Paulatinamente esto puede ocasionar que las personas puedan tener un patrimonio negativo, esto es, que sus deudas lleguen a ser más considerables que sus activos. En resumen: que deban más de lo que ganan.

La pregunta más importante es ¿cómo salir de las deudas con las tarjetas crediticias? Antes de comenzar es relevante saber que cualquier estrategia para salir de deudas con las tarjetas de crédito, requiere que uno pueda aún solventar el pago mínimo mensual de todos sus plásticos bancarios y si se puede un poco más.

Como resolver las deudas por tarjeta de crédito

Los pasos para terminar con las deudas de las tarjetas de crédito son los siguientes. Lo primero que se debe hacer es reconocer y hacerle frente a este problema. Hay que reunir los estados de cuenta más recientes de todos nuestros plásticos bancarios y sumar los saldos para ver a cuando llegar nuestra deuda acumulada. Es una vía efectiva para calcular la real dimensión del adeudo pendiente y una toma de conciencia acerca de lo que se debe solucionar.

También es aconsejable ocultar nuestras tarjetas de crédito. El objetivo principal de esta estrategia es solucionar el adeudo que se tiene. Por lo cual hay que evitar seguir realizando pagos con plásticos bancarios, para que no siga creciendo nuestra deuda.

Previsión y organización financiera

Otras prácticas recomendables son: listar y ordenar las deudas que se tienen; priorizar los pagos pendientes y definir un plan financiero, y optimizar los gastos, de manera que se pueda destinar lo más posible de nuestros recursos mensuales, para el pago de las deudas y así poderlas saldar lo más pronto que se pueda. Procediendo de este modo nunca se llegará al grado de afirmar: “Ya no puedo pagar mi tarjeta de crédito”.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios