No estoy en el Buró de Crédito ¿Por qué?

La disyuntiva de estar o no estar en el Buró de Crédito es algo que angustia a numerosos usuarios de servicios financieros. Hay muchas consideraciones acerca de esta sociedad de información crediticia que no siempre tienen fundamento. Como veremos en lo que sigue, en realidad es más positivo estar en ella que no tener registro en esta base de datos al alcance de los bancos y demás entidades dedicadas a ofrecer préstamos y demás apoyos económicos.

Si uno se encuentra en el Buró de Crédito, eso quiere decir que en algún instante de su trayectoria crediticia esa persona ha decidido pedir un financiamiento al banco y esto ha quedado reflejado en el Buró y demás entidades de información crediticia.

No estar registrado en el Buró de Crédito

En este caso no hay ningún aspecto negativo relacionado con el Buró de Crédito y la presencia que uno pueda tener en esa base de datos.

No obstante, al ser reportada esta transacción queda asentada en el historial del buró. Allí se acumulará con otros reportes, los cuales pueden ser positivos o negativos. Eso determinará finalmente qué tipo de sujeto de crédito es esa persona: si una que acostumbra retrasarse en sus pagos, en el cumplimiento de sus compromisos bancarios, o bien, un usuario financiero formal y cumplidor, acostumbrado a solventar sus deudas en tiempo y forma. De acuerdo con la calificación que se tenga en el historial del buró, los bancos y empresas crediticias tomarán la decisión acerca de si autorizan o no alguno de sus productos financieros a quienes lo soliciten.

Cómo estoy en el Buró de Crédito

De modo que, no es la presencia que se tenga en el buró lo importante, sino más bien, las calificaciones asentadas en el historial de esa sociedad de información crediticia. A final de cuentas hacerse presente en los registros del Buró de Crédito no debe ser motivo de angustia.

Ahora bien, si no se tiene presencia en el Buró de Crédito se puede deber a ciertas razones específicas. Pueden presentarse equivocaciones al ingresar los datos personales al solicitar un crédito o producto bancario, de modo que, al final, los responsables de las sociedades de información crediticia no puedan corroborar que las referencias en cuestión sean exactas.

Esto puede suceder también en caso de que se utilicen abreviaturas al escribir el nombre. En cualquier solicitud bancaria se deben anotar el nombre y apellidos completos y sin abreviatura alguna. Lo mismo puede pasar si se cambia de domicilio, en caso de que no se le reporte el evento a las principales SIC, como es el caso del Buró de Crédito.


Categorías:
Buró de Crédito Créditos Creditos en México

Comentarios