Necesito un préstamo, pero estoy en el Buró

Si no sabes cómo mejorar tus finanzas personales y estás pensando en solicitar un crédito, debes tener en consideración algunas circunstancias que son de enorme relevancia para no desestabilizarte. Cuida tu presencia ante las sociedades de información crediticia para que a la larga no tengas problemas para acceder a mejores productos bancarios. “Necesito un préstamo, pero estoy en el Buró” es lo que comentan muchos usuarios financieros con deudas y otros problemas económicos. Si tú eres de esas, personas, sigue los consejos siguientes.

Son sencillas recomendaciones que quizás nunca nadie nos las ha comentado, por lo cual es complicado percatarse acerca de la real importancia que tienen. Es normal tener deudas, las cuales debemos cubrir de un modo u otro. No obstante les aconsejamos tomar en consideración estos tips, los cuales podrían sonar estrictos, pero a final de cuentas los mantendrán a salvo de cualquier fraude o les darán la oportunidad de comenzar un emprendimiento.

Si alguna vez has pensado “Necesito un préstamo, pero estoy en el Buró”, entonces sigue las sugerencias que ahora te compartimos.

Mantener cuentas claras

Hay que usar una hoja de cálculo para registrar todas las deudas que se tengan. De ese modo se puede establecer un plan de acción financiero y no contraer más deudas de las que se pueden pagar.

Usar con inteligencia

No debemos utilizar las tarjetas crediticias para hacer pagos en efectivo, ya que los intereses suelen ser muy elevados. Pueden hacer que cualquiera se desmoralice por ver devastado su bolsillo, por lo cual es mejor no pedir avances en efectivo con el plástico bancario.

Cuidarse de fraudes

Hay que revisar los recibos y conservar las facturas, con el propósito de conservar una línea en el banco y acudir las veces que sean necesarias hasta que aclaremos cualquier problema de robo de identidad.

Tres consejos adicionales que debemos tomar en cuenta para el correcto manejo de créditos y préstamos son pagar el balance de nuestra tarjeta de crédito cada mes, sin dejar que nuestro saldo se acumule; evitar a los prestamistas, por los altos intereses que manejan y tener cuidado con las hipotecas.

De llevar a cabo lo anterior, nunca volverás a pensar “Necesito un préstamo, pero estoy en el Buró”, ya que eso no implicará para ti ninguna limitación para acceder a más y mejores productos financieros al tener una positiva estabilidad en tu bolsillo.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tips Financieros

Comentarios