Los mejores consejos para manejar la tarjeta de crédito

Numerosas personas se muestran renuentes para el caso de utilizar plásticos crediticios. En lugar de ello acostumbran a utilizar efectivo, llevando sus recursos en billetes y monedas por donde quiera que van. Sin embargo, en realidad no habría que tenerle temor al uso de esta herramienta bancaria. Lo que se debe procurar, en todo momento, es procurar una administración eficiente de tales instrumentos crediticios. La clave está en visualizar la tarjeta de crédito como parte de un vasto sistema financiero, por lo cual, cada uso que se haga de ella tiene consecuencias directas y retroactivas. Es conveniente comentar más a fondo acerca de ello, justo como lo haremos en lo que sigue.

Otro punto esencial acerca de lo anterior consiste en saber utilizar varias tarjetas de crédito. Y es que en ocasiones utilizamos una de ellas sin tomar en cuenta si, de acuerdo con sus condiciones de uso, nos genera más intereses y comisiones que otra. De modo que, es imprescindible tener presente esta clase de información, con respecto a los instrumentos bancarios que tenemos disponibles.

Cómo administrar las tarjetas de crédito sin problemas

Es verdad que los plásticos crediticios son en ocasiones bastante complicados de manejar. Muchas veces esta clase de dificultades está relacionada con el desconocimiento que se tiene acerca del concepto mismo de “crédito bancario”. Por ejemplo, numerosas personas tienen la tendencia a pensar en su tarjeta de crédito como una extensión de sus finanzas personales, lo cual es una gran equivocación. Proceder en este sentido es una vía segura hacia el endeudamiento. Por el contrario, hay que considerar al crédito bancario que se nos ha concedido como un préstamo debemos devolver en tiempo y forma para evitar para evitar recargos, penalizaciones y gravosos intereses.

Tarjeta de crédito y administración financiera

Si deseamos realizar alguna compra en un establecimiento comercial y nos percatamos que por su precio no podemos cubrir el precio en una sola exhibición, una alternativa disponible es la de utilizar la tarjeta de crédito. No obstante, antes de proceder de esa manera, hay que analizar dos aspectos importantes: si el límite de crédito asociado con esa herramienta bancaria nos lo permite y si tenemos la capacidad financiera suficiente para cubrir ese adeudo nuevo de acuerdo con los plazos y montos planteados en el contrato con el cual conseguimos esa tarjeta.
De manera que, si se tiene una adecuada administración financiera, si se utiliza con moderación y buen juicio la tarjeta de crédito, no tiene por qué haber problemas en su utilización.

Ventajas y desventajas de utilizar la tarjeta de crédito

Existen tantos aspectos positivos como negativos para el caso de utilizar una tarjeta de crédito. Por ello, la decisión de utilizarla solo para atender eventos urgentes, problemas que surgen de improviso y que escapan de nuestras posibilidades normales de resolución; o bien, utilizar nuestro plástico cotidianamente para realizar variadas compras o pagos, depende en mucho de las circunstancias de vida de cada usuario de servicios financieros.

Por ejemplo, es menos riesgoso portar una tarjeta de crédito que podemos cancelar en cualquier momento en caso de robo o extravío, que llevar por la calle grandes cantidades de efectivo. Además, utilizar la tarjeta de crédito también nos da la oportunidad de realizar compras en línea, algo que resulta más complicado de efectuar sin ese recurso bancario. Por otra parte, forjarse un historial en el Buró de Crédito es importante para quienes aspiran a conseguir más y mejores productos bancarios en caso de tener la necesidad de ello. Utilizar la tarjeta de crédito con cierta frecuencia y cumplir adecuadamente con los pagos asociados a ese recurso bancario, es una manera de obtener un positivo historial del Buró de Crédito y en general tener una buena presencia en cualquier otra sociedad de información crediticia.

Usar y no abusar de la tarjeta de crédito

Por el contrario, considerando el agitado entorno financiero que prevalece a nivel internacional, quizás no sea tan recomendable abusar en el uso de la tarjeta de crédito. Basta con revisar las noticias financieras que se difunden cotidianamente para constatar que los intereses por el uso del crédito bancario aumentan día con día, provocando con ello que sea más difícil devolver los recursos que el banco nos a prestado por medio de la tarjeta de crédito. De allí la necesidad de usar y no abusar de la tarjeta de crédito. Es otro de los mejores consejos para administrar sin problemas las tarjetas crediticias.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios