Lo negativo de las tarjetas de crédito adicionales

Un plástico crediticio adicional se presenta como una extensión de nuestra tarjeta de crédito, para que así alguien más pueda hacer uso de ella. Se debe tener precaución con respecto a la persona a quien se la autorizamos, ya que ese usuario tendrá acceso a nuestra línea de crédito. Para no tener problemas en el porvenir, vale la pena conocer algunos aspectos negativos de las tarjetas de crédito adicionales.

Conceder una tarjeta de crédito adicional no es cosa de juego. De no haber la suficiente comunicación entre usuarios de servicios financieros muy seguramente esa amistad concluirá por ver quien dejo de pagar lo que debía y nos causó graves dificultades bancarias.

Pero, además, las tarjetas de crédito adicionales pueden ocasionarnos problemas en el historial de crédito. Este aspecto es relevante para ambas partes. Si uno fue el que solicitó un plástico adicional para un amigo o familiar, hay que considerar que el historial de crédito que se estará forjando será para quien resulte el titular de la tarjeta y no el del usuario complementario. Por lo cual, si se creía que gestionar una cuenta extra contaba como historial de crédito, es algo totalmente inexacto.

Además, si uno fue el que le dio la oportunidad a un amigo o familiar de tener un plástico adicional, hay que tomar en cuenta que si ellos gestionan correctamente la tarjeta eso nos ayuda a tener un buen historial crediticio. Pero en cambio, si cuentan con adeudos pendientes de solventar, esas referencias afectarán nuestro historial aunque uno se mantenga en orden con los pagos.

En cambio, resulta una buena idea conseguir una tarjeta de crédito cuando lo que se busca es controlar los ingresos de nuestros hijos y así saber en qué ocuparon su dinero. Es importante saber que en algunos casos se puede administrar la línea de crédito para determinar cuánto crédito puede usar cada uno de ellos. Por otra parte, eso nos ayuda a conseguir puntos en la tarjeta de crédito, los cuales podemos aprovechar en alguna travesía.

Otra posibilidad relacionada con este producto bancario es autorizar una tarjeta adicional para nuestra pareja. Se perfila como un medio para administrar los recursos financieros en el hogar. Lo más recomendable es usar esta clase de tarjeta cuando uno tiene ya una relación más formal con esa persona. Vale la pena tomar en cuenta los consejos que hemos comentado acerca de las tarjetas de crédito adicionales de acuerdo con los riesgos que implican.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios