Lo básico del Infonavit de la A a la Z (1)

Fue en 1972 cuando el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) comenzó la entrega de créditos para que los trabajadores pudieran adquirir una vivienda. Además, desde 1992 también aporta rendimientos a lo que se ha ahorrado. Si laboras en una empresa no gubernamental, entonces por ley puedes ser considerado como un derechohabiente del Instituto. Pero, ¿qué implica lo anterior? Lo principal es que tu patrón debe realizar un aporte bimestral correspondiente al cinco por ciento del salario que percibas. Otra consecuencia de la vinculación al instituto es que cuentas con seguridad social en el IMSS. Ahora ofreceremos algunas recomendaciones para realizar el trámite de un crédito tradicional del Instituto.

Lo primero es elegir un inmueble para fines habitacionales con las características siguientes: que se localice en un área urbanizada, que cuente con servicios como energía eléctrica, drenaje y agua, que tenga una vida útil de por lo menos tres décadas, que se localice fuera de una zona riesgosa, que tenga un uso netamente habitacional, que incluya tecnologías orientadas al ahorro de energía y que se encuentre al corriente en lo que se refiere al pago del agua y del predial.

Adicionalmente, la propiedad debe cumplir con otros requisitos: no debe hallarse hipotecada en otra institución diferente al Infonavit, que el avalúo se encuentre vigente cuando se solicite el crédito, que cuente con un dictamen técnico de por lo menos 70 puntos y que sea la primera hipoteca considerada como un crédito individual.

Lo que sigue es la precalificación. Se necesitan por lo menos 116 puntos para poder adquirir una casa o un departamento con un financiamiento otorgado por el Instituto. Para revisar cuántos puntos Infonavit tenemos, basta con enviar por teléfono celular la palabra CREDITO, con el número de seguro social al número 30900. Pero también puede consultarse esa referencia en la siguiente página web integrada al portal del Infonavit.

Para el caso de saber cuál es el precio máximo de la vivienda que se desea adquirir, hay que restar al monto total del crédito Infonavit el cinco por ciento (o un tres por ciento en el caso de los trabajadores con menores ingresos). Tal porcentaje se relaciona con gastos como el financiamiento, titulación y operación del crédito, el pago de derechos e impuestos que se desprenden de la transacción de compraventa y los gastos correspondientes al avalúo.


Categorías:
Credito Hipotecario Credito Infonavit Creditos en México

Comentarios