Las mejores maneras de usar un préstamo

El dinero que se tiene disponible vía el crédito bancario no debe transformarse sin más en dinero para el bolsillo. Por el contrario, debe ser administrado de modo correcto para que se pueda cumplir con los objetivos correctos.

Las personas que solicitan un crédito al banco o a cualquier institución financiera deben tener bien presente hacia dónde se canalizará el dinero que se piensa solicitar, para que este último sea aprovechable para el propósito adecuado.

Así entonces debemos tener presente que la solicitud de un préstamo debe tener un objetivo bien definido. No puede usarse como una improvisada salida a una dificultad en el bolsillo, sin planeación previa de algún tipo, por los riesgos de endeudamiento que se podrían padecer.

Esa es la razón por la cual, antes de solicitar un crédito es necesario definir el uso que se le piensa dar a esos recursos. Lo más conducente es usar los recursos en cuestión para atender el proyecto, la meta o la emergencia que se ha planteado quien lo solicita.

Como ejemplo para el correcto aprovechamiento de un préstamo bancario, tendríamos el de comprar algo tan indispensable para la vida, como la adquisición de una vivienda o una computadora para desarrollar actividades escolares o profesionales. Pero en cualquiera de estos casos se requiere una necesaria planeación.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios