Finanzas óptimas e historial crediticio

Desarrollar un presupuesto o un balance de datos ingresos nos da la oportunidad de tener unas óptimas finanzas y por consiguiente un historial de crédito aceptable. Tomando como referencia este registro, las instituciones pueden tomar la decisión acerca de si un usuario puede acceder o no a un préstamo crediticio, por ejemplo, para adquirir una vivienda.

Según lo explicado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el historial de crédito, también denominado como Círculo de Crédito o Buró de Crédito, es el registro donde se recopilan las referencias de aquellos individuos que tengan contratado un crédito y que se encuentren pagando este producto financiero.

Las referencias mencionadas son solicitadas por los bancos, locales comerciales, tiendas departamentales, compañías telefónicas y firmas automotrices con el propósito de revisar y determinar cuál es el comportamiento de un usuario financiero cual es el comportamiento de un usuario financiero antes de conceder o no un crédito.

Por lo anterior, la Condusef aconseja mantener unas finanzas óptimas y para ello es preciso desarrollar un presupuesto y un adecuado balance de gastos y presupuesto, así como utilizar con buen juicio un crédito, el cual puede ser utilizado para fines de adquirir una vivienda.

Cabe tomar en cuenta que el modo de efectuar los pagos es clave para la clasificación que reciba un historial crediticio. Una referencia reveladora señala que el 81.3 de los mexicanos pagan intereses al tener una tarjeta de crédito, aun cuando lo más recomendable es pagar de modo mensual.

Por todo lo anterior, lo más aconsejable es domiciliar los pagos de servicios al plástico crediticio para comenzar a forjarse un aceptable historial de crédito, puesto que, conseguir una excelente clasificación desde un comienzo, nos permite conseguir algún otro financiamiento en el porvenir.

Para quienes dejan de pagar, lo más aconsejable es solventar la deuda que se ha adquirido, para lo cual se debe establecer algún acuerdo con la entidad para efectos de una reestructuración de la deuda y evitar una penalización, la cual puede ser la imposibilidad de recibir un crédito durante los siguientes seis años.


Categorías:
Buró de Crédito Credito Hipotecario Creditos en México

Comentarios