Estoy en el buró de crédito ¿a quién le debo?

No ahorrar, gastar más allá de nuestras reales posibilidades financieras y contraer demasiadas deudas, en especial con la tarjeta de crédito, es la manera más sencilla de tener problemas con las sociedades de información crediticia. Es entonces que surge la duda: estoy en el buró de crédito ¿a quién le debo?

La verdad es que esta interrogante: estoy en el buró de crédito ¿a quién le debo?, no debería de ser prioritaria para optimizar nuestras finanzas propias. Antes de eso, es más importante conocer algunas pautas para tener menos deudas y unas más optimas finanzas personales.

Ahorro y deudas financieras

Una de las equivocaciones más frecuentes que cometen las personas, en específico los usuarios de servicios financieros, es buscar incrementar los ahorros propios de manera importante, pero en un tiempo demasiado breve.

Lo más aconsejable es trazar un plan de ahorro y especialmente respetarlo a cabalidad, teniendo en mente que, cuanto más dilatado sea el plazo, menor esfuerzo nos costará conseguir tal objetivo. De esta manera, sin demasiado sacrificio, podremos aumentar nuestros ahorros positivamente.

Sabiendo combinar una acertada planificación con una buena cuenta remunerada del medio bancario, se logrará tener una rentabilidad de hasta el 7 por ciento, lo cual hará que nuestros ahorros crezcan de atractiva manera.

Administración financiera y calidad de vida

Otro consejo pertinente para darle nueva vida a nuestras finanzas personales es no destinar más del 40 por ciento de los ingresos mensuales para el pago de las deudas propias. Pero hay que comprender que se trata del 40% por ciento del acumulado total de las deudas, en el cual pueden estar presentes los préstamos personales, las hipotecas o las tarjetas de crédito.

Una recomendación relacionada es no destinar más del 30 por ciento de los ingresos que se capten al mes, para solventar un pago en específico. Es una estrategia para tener cierto margen de maniobra en caso de requerir de fondos de emergencia en caso de alguna emergencia.

Todo lo anterior es indispensable para mejorar nuestras circunstancias financieras, evitar problemas con las sociedades de información crediticia y no preguntarnos con angustia estoy en el buró de crédito ¿a quién le debo?.


Categorías:
Buró de Crédito Créditos Creditos en México

Comentarios