Equivocaciones que se deben evitar con la tarjeta de crédito

Los plásticos crediticios son un valioso recurso para tener unas finanzas sólidas. Nos dan la oportunidad de tener una mejor planeación de nuestros pagos y para programar de mejor manera el cumplimiento de nuestras deudas. No obstante, el rendimiento que nos ofrezca esta herramienta bancaria depende en buena medida de nuestros hábitos como consumidores, ya que, si se las utiliza sin medida, ni control, pueden llegar a ser una fuente de graves problemas para el bolsillo. Sin una buena gestión, las tarjetas de crédito pueden ser la fuente de graves complicaciones económicas y deudas imposibles de pagar.

Los especialistas en temas financieros recomiendan evitar ciertas equivocaciones en el manejo del crédito bancario. Hay estrategias al utilizar los plásticos crediticios que nos permiten anticipar y corregir de modo adecuado los errores que nos pueden conducir a endeudamientos excesivos y crisis en la economía personal.

No a las compras impulsivas

Algo que se debe evitar de manera permanente son las compras irreflexivas. Cada cierto tiempo las tiendas departamentales de mayor importancia lanzan interesantes promociones, con ofertas que, de tan atractivas, resultan difíciles de rehusar. Pero las compras impulsivas realizadas con tarjetas de crédito constituyen la vía más segura de endeudamientos y la más delicada sobrecarga del bolsillo.

No a los gastos fuera de lo programado

Es cien por ciento recomendable realizar una correcta programación de los pagos que se realizan mes con mes. Es un modo práctico y eficiente de controlar ingresos y egresos en el presupuesto familiar. No respetar estos límites en el uso del dinero propio, no atenerse a lo presupuestado para el mes, es una vía nada recomendable para desequilibrar las finanzas personales. Generalmente las tarjetas de crédito tienen mucho que ver en este problema, por la facilidad de pago que nos brindan en todo momento.

No al pago mínimo

De modo que considerar al crédito bancario como una extensión del dinero propio es uno de los problemas más frecuentes que se les presenta a los usuarios de servicios financieros. No se trata de una extensión de los recursos monetarios personales, sino un apoyo bancario, un préstamo crediticio que debe ser pagado en tiempo y forma. Por lo anterior, solo debería ser utilizado para situaciones de emergencia. También hay que evitar el pago mínimo de los gastos mensuales realizados con la tarjeta de crédito. Para no tener dificultades por los intereses y recargos lo mejor es hacer lo posible por pagar siempre un poco más.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios