El riesgo de la clonación de tarjetas de crédito

En casos de clonación lo primero que se debe recordar es que las entidades financieras tienen la obligación de devolvernos la totalidad de los cargos no reconocidos durante los cuatro días posteriores a la reclamación. Si al acudir al cajero automático o al analizar el estado de cuenta propio aparecen cargos que no se reconocen, hay acciones específicas que se deben tomar.

Hay que llamar a la institución bancaria tras percatarse del delito para reportar la tarjeta de inmediato y solicitar su cancelación. De esa manera se evitará que sigan aumentando los cargos relacionados con ese plástico. Es preciso levantar la queja y esto se puede llevar a cabo de las siguientes maneras: en la sucursal donde se abrió la cuenta, en la Unidad Especializada del banco, por medio de un escrito o bien utilizando el correo electrónico.

También se necesita llenar un formulario de aclaración que el propio banco nos proporcionará a través del sitio web del banco, o bien directamente en la sucursal. El banco deberá entregarnos un número de folio, donde se haga mención de la hora y la fecha de la recepción. Se requiere presentar una identificación oficial para realizar el trámite antes mencionado.

Después conviene redactar un documento en donde se detalle cómo aconteció el delito y agregarlo al formato aclaratorio lo cual nos será de gran ayuda para resolver finalmente el problema. No se debe olvidar que el banco no puede cobrarnos comisión alguna por esta clase de trámites.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios