El porvenir mediato de las tarjetas de crédito

Los plásticos crediticios podrían estar pasando de moda. Suena increíble, ya que mucha gente, noveles usuarios de servicios financieros, apenas se han acercado a ellas y han comenzado a utilizarlas. Pero entonces, ¿cómo ha afectado al entorno de las tarjetas de crédito el acelerado desarrollo de las tecnologías actuales? Bastante de acuerdo a las circunstancias, al grado que las tarjetas de crédito, aparecidas a inicios del siglo XX, podrían estar cerca de una necesaria evolución para enfrentar los desafíos de un mediato porvenir.

Según estadísticas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, durante el año pasado en México había más de 22 millones de tarjetas, esto es, la cifra más baja desde el año 2009. Los expertos señalan que esa disminución apunta a que cada vez menos personas tratan de usar sus plásticos como instrumentos de financiamiento a largo plazo, para así no tener que pagar comisiones e intereses. Esto, aunado a la transformación tecnológica que está experimentando el mundo moderno, podría estar marcando el destino cercano de las tarjetas de crédito.

La virtualización de las tarjetas de crédito permite un mejor control de gastos, a veces en tiempo real, ofreciéndoles a los usuarios de servicios financieros la oportunidad de tener un más eficiente control de sus ingresos y sus gastos. Otro elemento de gran relevancia con el futuro posible de los plásticos crediticios, es la integración que ofrecen los llamados cyber wallets con la big data, lo cual ya se está haciendo patente incluso en el sistema bancario mexicano.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios