El manejo inteligente del aguinaldo

Es un recurso financiero que se presta para el pago de deudas, compras decembrinas o incluso para ahorrarlo. Se trata del aguinaldo. Por ello diciembre es uno de los meses más ansiados por los trabajadores. Sin embargo, no es difícil desaprovechar este ingreso por falta de planeación o precipitaciones al gastar.

Según los expertos, tres son los destinos principales que puede tener el aguinaldo: solventar deudas, realizar inversiones o destinarlo al ahorro. No obstante, de entre estas tres se debe elegir aquella opción que surja de una atinada planificación familiar o personal. Pero esto último debe derivarse de la cuidadosa planificación que contemple con exactitud los gastos y los ingresos.

Ahora bien, si se destina el aguinaldo para el pago de deudas, hay que planificar cuáles son los compromisos prioritarios más urgentes que se tengan, de esta manera podrán evitarse excesivos intereses o cargos que paulatinamente vayan aumentando y agobiando nuestro bolsillo.

De manera que, si se resuelve usar el aguinaldo para este fin, se deben cubrir en primera instancia, en la medida de lo posible, los préstamos bancarios y el pago correspondiente a las tarjetas de crédito. Lo anterior debido a que estos instrumentos crediticios son los que generalmente manejan tasas de interés más elevadas.

No obstante, la inversión y el ahorro también se proyectan como recomendables alternativas para el aprovechamiento del aguinaldo, especialmente porque se trata de acciones financieras pensadas para el futuro, para obtener un beneficio económico de ello en el porvenir.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tips Financieros

Comentarios