Decálogo del buen uso de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito por sí mismas no implican problema alguno. Las complicaciones se presentan cuando se hace un uso inadecuado de las mismas. Para evitar tal situación conviene atender recomendaciones como las que les compartiremos en el resto de este post y en el vídeo que le acompaña. Por ejemplo, antes de contratar una tarjeta bancaria en específico, es necesario comparar entre varias de ellas, puesto que no todas cuestan ni ofrecen lo mismo. Selecciona la que se acomode mejor a la capacidad de pago que tengas, y trata de tener solo las tarjetas indispensables. Infórmate puntualmente acerca del Costo Anual Total (CAT), el respaldo que te ofrecen en caso de robo o extravío, etc. En cambio, si ya cuentas  con la tarjeta, aprovecha este instrumento para solventar gastos inesperados y urgencias verdaderas. Nunca la tomes como dinero extra para gastar por encima de tus reales posibilidades financieras y cumple puntualmente con tus pagos. Conozcamos más acerca del decálogo del buen uso de las tarjetas de crédito

 


Categorías:
Tarjetas de Crédito

Comentarios