Cuidado con las tasas de interés en los créditos personales

De entre los aspectos que se deben analizar antes de la contratación de un crédito personal, destaca lo siguiente: la tasa de interés manejada por ese producto financiero. Y es que se trata de algo que deberá afrontarse durante todo el pago del financiamiento. Las tasas de interés son bastante variables pero a veces pueden ser demasiado elevadas. Según los registros de la Condusef, las tasas de intereses que manejan al año diferentes créditos personales en otros tantos bancos van del 21.60 por ciento al 93 por ciento.

Un ejemplo de lo anterior lo tenemos en Crédito Familiar, el cual cobra 84 por ciento de intereses anuales, aunado a una comisión por apertura de aproximadamente el 13 por ciento y el IVA (16 por ciento). Si se pide un préstamo de 12 mil pesos, se abonarán 1,753 pesos al mes, con lo cual se terminará pagando por ese crédito un total de 21,036 pesos, según las herramientas de cálculo de la Condusef. Y solamente por lo que se refieren a os cargos, se deberá de pagar 9,036 pesos.

De acuerdo al ejemplo mencionado, se hace patente que seleccionar un crédito personal sin comparar alternativas nos podría llevar a pagar cerca del doble de lo que se solicitó a préstamo. Con frecuencia, por lo sencillo que resulta conseguir un plástico crediticio, a la gente le resulta más sencillo financiarse a través de ese recurso, sin meditar en las consecuencias económicas de esa decisión. Pero en última instancia eso es una grave equivocación.


Categorías:
Créditos Creditos en México Prestamos personales

Comentarios