Cuál es la diferencia entre crédito y préstamo

En ocasiones, ante situaciones complicadas en nuestras finanzas cotidianas, optamos por ciertas soluciones que realmente no nos benefician en nada, ni siquiera parcialmente. A la postre, tales recursos, también por desconocimiento, pueden transformarse en problemas adicionales a nuestra complicada situación financiera. Es por eso que les aconsejamos en todo momento, tener una clara noción acerca de los términos básicos relacionados con la economía personal. “Préstamo” y “crédito”, por ejemplo, son dos de las palabras que más escuchamos en los ámbitos bancario, hipotecario y financiero, pero que a veces, realmente no tenemos en claro qué significan y de qué manera pueden ayudarnos para resolver nuestros particulares requerimientos.

En los comentarios que les compartimos a continuación se nos aclara de una manera sencilla y amena el significado de estos conceptos financieros.

Qué es un préstamo bancario

Para comprender a ciencia cierta qué es un préstamo con respecto a un crédito bancario, hay que señalar algo importante. El primero se perfila como una transacción financiera en la que un individuo o una entidad hace entrega a la otra cierta cantidad fija de dinero al inicio de esa operación, bajo la condición de que ese dinero sea devuelto junto con los intereses que han sido pactados, en un plazo preestablecido.

Qué es un crédito bancario

Un crédito es la suma de dinero con cierto límite establecido de antemano que una institución bancaria pone a disposición de los interesados. A diferencia de lo anterior, al cliente no se le hace entrega del dinero de una sola vez, sino que esta persona podrá hacer uso de ella paulatinamente, o bien de acuerdo con sus necesidades, haciendo uso de la cuenta o por medio de una tarjeta crediticia.

La diferencia entre crédito y préstamo

De modo que, a diferencia de los créditos bancarios, el cliente hará uso de esos recursos en parcialidades si así lo decide. Pero para ello deberá cubrir ciertos intereses por esa cantidad que haya utilizado, aunque solo sea una parte de ella. En lo que respecta al crédito bancario solo se deberán pagar intereses por la cantidad que realmente se haya usado, si bien suele hacerse el cobro de una comisión módica sobre el saldo no dispuesto.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios