Créditos hipotecarios y seguros de vida

Los créditos hipotecarios son herramientas que nos permiten, en un corto y medio plazo, conseguir una casa o departamento que puede ser nuevo o usado, o también un terreno para fincar. Si se tiene planeado conseguir una propiedad que tiene un alto valor y no se cuenta con los recursos para pagarla al contado, un crédito hipotecario se proyecta como el instrumento adecuado para comprar ese inmueble sin tener que entregar de golpe una cantidad económica considerable.

Ahora bien, una de las cuestiones más interesantes acerca de los créditos hipotecarios es lo que sucede con el financiamiento ante la defunción del titular. De acuerdo a los expertos, es importante saber de qué manera se resuelve el asunto para que los familiares conozcan cómo proceder.

Hoy en día los créditos hipotecarios que promocionan las entidades bancarias tienen seguros que nos brindan una gran tranquilidad. Una de estas pólizas es de vida, con lo cual queda amparado el patrimonio del contratante y de sus familiares, puesto que ese instrumento cubre el saldo insoluto al momento del fallecimiento. Ahora bien, el procedimiento puede variar de un banco a otro pero esencialmente lo primero que debe hacerse es notificar al banco de la muerte del contratante y allí se nos indicarán las acciones siguientes.

Hay documentación básica que se debe manejar como por ejemplo un comprobante de identidad del acreditado, acta de defunción y de nacimiento, etc. En cuanto se han tramitado con la aseguradora el mecanismo de liquidación del financiamiento, la institución bancaria acreedora entrega una carta de cancelación de hipoteca para que un notario realice el registro de la escritura de cancelación y el gravamen quede así liberado.


Categorías:
Credito Hipotecario Créditos Creditos en México

Comentarios