Crédito sin intereses, pros y contras

Existen casos de familias que cuentan con un elevado estilo de vida pero que en realidad lo deben todo. Por lo general los cabezas de estos grupos familiares son empresarios o funcionarios con diferentes créditos, algunos automotrices y otros hipotecarios, que han pagado muchos de sus bienes por medio de créditos sin intereses. Pero súbitamente, por diferentes circunstancias, se han quedado sin empleo, por ejemplo, por recortes de personal. Es algo que podría pasarle a cualquier persona, por lo cual, hay que recordar que una deuda es algo que debe cumplirse más allá de cualquier eventualidad.

Es el riesgo que tienen los créditos sin intereses, opciones de pago muy provechosas pero que comprometen los ingresos que se obtengan en el porvenir y por ello deben manejarse con especial precaución. Por otra parte el desgaste emocional que se tiene por las deudas contraídas es algo que no se puede pasar por alto. Lo mejor es ahorrar dinero y al tener ya una base considerable realizar una compra a meses sin intereses. Entonces con la cantidad que ya se tenía acumulada, pagar paulatinamente la deuda contraída.

Es cuestión de tener disciplina y analizar si nos conviene realmente pagar a meses sin intereses o de contado. En ocasiones se pueden obtener precios más beneficiosos o descuentos extras cuando se paga de contado. Es importante saber que para ofrecer 12 meses sin cobrar intereses los comercios se ven obligados a pagar a las instituciones bancarias con comisiones superiores al 10 por ciento del valor que tiene la mercancía, aunque esto último depende mucho del volumen de ventas que ese comercio tenga.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios