Crédito financiero e instituciones bancarias

Los usuarios de servicios financieros siempre están en busca de una atención de excelencia por parte de las instituciones bancarias. Es algo correcto y comprensible, tomando en cuenta la relevancia que tienen los bancos para la dinámica financiera de la nación. No obstante, en cierto sentido, los usuarios de esta clase de servicios también tienen cierta obligación de conocer, de la mejor manera posible, las principales operaciones que llevan a cabo los bancos y las empresas dedicadas a ofrecer créditos, préstamos y toda clase de apoyos financieros.

Ahora bien, existen dos clases de financiamiento que manejan los protagonistas del sistema financiero mexicano. Uno es el financiamiento directo y otro más el financiamiento indirecto. En el primero de ellos, la entidad que ofrece los apoyos financieros se relaciona con el solicitante prescindiendo de intermediarios. En lo que se refiere al segundo, el banco actúa como intermediario recibiendo los fondos del prestador, gestionando la operación y poniéndolo al alcance de del interesado a cambio de intereses casi siempre excesivos.

Financiamiento directo y financiamiento indirecto

Por otra parte, el financiamiento directo es un tanto arriesgado. En muchas ocasiones el solicitante del apoyo financiero no es lo suficientemente solvente para reembolsar el préstamo, incluyendo los intereses que se han generado acerca del mismo. Para reducir el margen de riesgo, la entidad que ofrece el préstamo debe de ser capaz de ofrecer las referencias necesarias acerca del solicitante. Al prestador le resulta igualmente valioso diversificar las inversiones que maneja, para así reducir los riesgos al ofrecerles apoyos financieros a agentes poco cumplidos. Sin embargo, la búsqueda de antecedentes relacionados con los usuarios de servicios financieros suele ser bastante costosa.

El Buro y el Círculo de Crédito

Justo por ello resulta tan valiosa la actividad que desarrollan las sociedades de información crediticia. En efecto, entidades como el Buró de Crédito o el Círculo de Crédito tienen la tarea de recopilar los datos más importantes acerca de quienes han solicitado alguna vez un servicio bancario. Tomando en cuenta lo reflejado en esas grandes bases de datos, los bancos y empresas financieras similares pueden resolver más fácilmente si autorizan o no alguno de sus préstamos o créditos a aquellas personas que así lo han solicitado.

Lo anterior es importante tenerlo presente para el caso de tramitar de manera sencilla y sin dificultades alguno de los principales apoyos bancarios que se manejan en la actualidad, como es el caso de un crédito hipotecario o un crédito automotriz, entre varios otros más.


Categorías:
Buró de Crédito Créditos Creditos en México

Comentarios