Crédito bancario: hay que tener cuidado con las reparadoras de crédito

Ciertas empresas se promocionan como capaces de reestructurar e incluso liquidar por completo los adeudos que se tengan con los plásticos crediticios. Pero en este caso conviene tener cuidado: por muy angustiado que uno se encuentre por los problemas financieros que se tengan, no conviene acercarse sin pensarlo a esta clase de compañías. No todas ellas son formales y pueden acentuar nuestros problemas económicos. De modo que en el campo del crédito bancario hay que tener cuidado con las soluciones mágicas.

En lo que se refiere a las reparadoras de crédito se presentan como entidades capaces de negociar a nombre de un usuario de servicios financieros, una disminución en la cantidad de la deuda que se tenga con los créditos bancarios y un incremento del plazo que se tenga disponible para liquidar tales compromisos. Son firmas que generalmente no están reguladas, esto quiere decir, que no han sido evaluadas por las autoridades del campo de acuerdo al modo en el que ofrecen sus servicios.

De acuerdo a voceros autorizados de la Condusef, hay tres firmas reparadoras de crédito que laboran formalmente en el entorno financiero nacional: Resuelve tu Deuda, Deudafin y Reparadora Nacional de Adeudos (Renace). No obstante, si bien puede haber otras compañías que operen formalmente no se tiene mucho conocimiento de ellas. Es de este desconocimiento que se aprovechan otras firmas de dudosa reputación para cometer fraudes partiendo de supuestos servicios de reparación de crédito.

De manera general, el modo en el que trabajan estas entidades es la siguiente: primero se piden los documentos donde se hace constar el valor de los adeudos que se tienen con cada tarjeta; luego se efectúa una evaluación de los ingresos y los gastos que realiza mensualmente el deudor.

Con tales datos se calcula la cifra mensual que el tarjetahabiente puede destinar al ahorro y al pago de la deuda pendiente para que esta última vaya reduciéndose.

Después, la reparadora gestiona con las instituciones bancarias acreedoras una disminución de la deuda y trata de establecer un periodo en el que el adeudo deberá ser liquidado.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tips Financieros

Comentarios