Consejos y recomendaciones para elegir una tarjeta de crédito

Conocer la tasa de interés que maneja un plástico bancario y los beneficios particulares de cada producto es importante al momento de elegir una tarjeta de crédito. Son aspectos que no se deben pasar por alto, para el caso de contratar una de estas herramientas financieras. Todo depende de las necesidades económicas que se tengan.

A final de cuentas, lo importante es saber manejar correctamente esta clase de productos bancarios, para evitar problemas que afecten irremediablemente nuestra economía personal.

Cómo escoger la mejor tarjeta de crédito

En nuestro país puede hallarse una variada oferta de tarjetas de crédito. Y si bien en primera instancia los plásticos crediticios parecerían compartir la misma utilidad, límites y alcances, en realidad, si uno revisa atentamente, podrá advertirse que exhiben significativas diferencias en sus características y beneficios.

De modo general existen cuatro distintas clases de tarjetas crediticias: las clásicas, oro, platino y otras de nivel más elevado que en muchas ocasiones son llamadas “black”. Habitualmente tanto las ventajas del uso de estos plásticos como la cuota anual que solicitan va aumentando, aunque la tasa de interés anual baja de considerable manera. De igual modo sucede con los ingresos solicitados en cada una de estas opciones crediticias.

Y aun con lo anterior, la oferta en un segmento en específico es muy diversa. No es igual una tarjeta premium en una institución bancaria que en otra. Con tan solo comparar atentamente se podrá dar observar que la tasa de interés que maneja una tarjeta representa el doble de la otra. Lo mismo sucede con la cuota anual y con los beneficios que están asociados con la utilización de un plástico en específico.

Qué tarjeta de crédito me conviene

De allí la importancia que tiene comparar y no solicitar al banco la que este ofrece simplemente por tener la nómina con esta entidad. Hay que seleccionar siempre el instrumento bancario que más convenga a nuestros intereses y no a los del banco.

Lo más indispensable es aprender el correcto manejo de este tipo de productos bancarios para no sufrir así dificultades que dañen gravemente nuestras finanzas personales.

Las tarjetas de crédito deben ser usadas siempre como como un medio de pago y no como medios de endeudamiento. Hay que recordar que se trata de una herramienta financiera que si se le utiliza correctamente puede ayudarnos a solventar urgencias y problemas inmediatos. No obstante, el crédito bancario no debe ser considerado como una extensión del dinero propio, ya que esta falsa idea es una fuente de graves problemas para el bolsillo.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios