Consejos para conseguir un préstamo personal

A veces el dinero no nos alcanza para llevar a cabo los planes que tenemos. Tal vez uno quiere irse de vacaciones, realizar unas reparaciones en nuestra casa, o invertir en la adquisición de una propiedad. Sin importar la razón que sea, hay ocasiones en las que se debe solicitar un préstamo personal. Pero si bien uno puede verse atraído por los primeros acreedores que nos proporcionen el capital deseado, antes de firmar nada, conviene seguir algunos valiosos consejos.

Buscar préstamos garantizados

En cuanto se haya comprobado la necesidad de conseguir algo de dinero extra, uno puede sentirse tentado de utilizar tarjetas de crédito. Se trata de un rápido recurso para conseguir dinero, pero el problema son las elevadas tasas de interés y los impuestos que manejan. Es por eso que solicitar un  préstamo garantizado, como por ejemplo, un préstamo con garantía hipotecaria, es preferible para nosotros y nuestro crédito.

Informarse acerca de los descuentos. Antes de comprometerse con una firma de crédito cualquiera, hay que hablar con un representante de nuestro banco local. Es factible que el banco que usamos de manera regular, maneje una mejor oferta de crédito o préstamo que un prestamista normal de tarjetas de crédito.

Una aplicación en cada oportunidad

Es aconsejable solo llenar una solicitud de crédito en cada oportunidad. Si se completan solicitudes múltiples de crédito, todos los prestamistas estarán indagando en nuestro historial de crédito simultáneamente. Ellos observarán que uno está solicitando tal préstamo para muchas cuentas y tendrán reservas para trabajar con nosotros. Hay que evitar mostrarse demasiado ansioso y tener paciencia al momento de conseguir un préstamo personal.

Mostrar honestidad

Numerosos acreedores, especialmente las instituciones bancarias, investigarán por qué se está solicitando el préstamo. Hay que se ser honesto al contestar esa misma pregunta. Si se muestra honestidad esta respuesta, es posible que uno se sorprenda al constatar que nuestro banco maneja un programa adecuado a nuestros requerimientos.

Precauciones

La mejor alternativa para solicitar un préstamo personal es acudir a nuestro banco local. Quienes se comuniquen con nosotros a través de la Red o por teléfono, pueden no ser dignos de confianza. Hay que tener precaución con los prestamistas que nos piden tasas de solicitud o que piden que les enviemos dinero por medio de giros postales. La solicitud de un préstamo personal no tiene por qué ser algo complicado ni riesgoso: solo basta con asegurarse de que se está recibiendo una buena atención y con una institución confiable y de prestigio.

Fuente de la imagen: http://prestamospersonalesinfo.com/


Categorías:
Prestamos personales

Comentarios