Cómo usar la tarjeta de crédito en las vacaciones de fin de año

Aprovechando que se acercan cada vez más las vacaciones de diciembre, es oportuno mencionar cuales son las ventajas de utilizar la tarjeta de crédito como recurso de pago para solventar los gastos derivados del viaje. Por ejemplo, llevar dinero en efectivo implica riesgos por robo y que no se tenga manera de recuperar ese capital. En cambio, si se viaja con la tarjeta de crédito, basta con reportar lo ocurrido con el banco para cancelar el plástico a tiempo y evitar que sea mal utilizado por los delincuentes.

A continuación, mencionaremos otras razones de por qué usar la tarjeta de crédito en las vacaciones de fin de año.

Beneficios adicionales

Muchas de las tarjetas de crédito más importantes del medio financiero actual, manejan atractivos programas de puntos, a cambio de utilizarlas en determinados establecimientos comerciales o para el pago de ciertos servicios en específico. Tales puntos pueden ser canjeados luego por otros productos, como por ejemplo accesorios variados o electrodomésticos. En algunos casos esos puntos sirven para efectuar compras en tiendas vinculadas por convenios a la institución bancaria.

Recurso de pago muy aceptado

Antes de comenzar el viaje vacacional, es oportuno cerciorarse de que la tarjeta que llevemos efectivamente sea aceptada en la nación que deseamos visitar. En nuestros días muchas de esas tarjetas son aceptadas en buena parte de los hoteles, establecimientos comerciales y líneas aéreas de los principales destinos turísticos del mundo. También hay que considerar que algunas entidades bancarias solicitan a sus clientes si saldrán de viaje para atender especialmente los consumos que se efectúen fuera del área donde normalmente se utiliza el plástico.

Cuando llegan las vacaciones de fin de año, por lo general se tiene el deseo de viajar a algún destino interesante, ya sea un lugar de playa o bien alguna ciudad con muchos atractivos históricos y culturales. Pero una de las etapas indispensables para preparar unas vacaciones de fin de año es planificar el presupuesto. Es importante cuidar hasta el menor detalle para que el presupuesto familiar no resulte afectado con el viaje. Es entonces que las tarjetas de crédito pueden ser nuestras mejores aliadas, siempre y cuando se las utilice con responsabilidad.

Tiempo adicional para pagar

Quienes ya se encuentren habituados a la utilización de plásticos crediticios, saben bien que no se debe considerar los recursos que nos garantizan como dinero extra, sino como una herramienta para administrar nuestras finanzas. Comprar los boletos de avión o pagar con la tarjeta de crédito nos da la opción de tener tiempo de pagarlos mensualmente, procurando cuidar las fechas de corte.

Facilidades de pago

Con relación a tener más tiempo para pagar los boletos de transportación o el alojamiento para las vacaciones de diciembre, hay que comentar el asunto de la forma de pago, los tiempos en los que esta operación financiera se solventará. Para usar correctamente la tarjeta de crédito en las vacaciones es preferible optar por la menor cantidad de meses para pagar y no acumular muchos pagos pequeños y terminar con una gran cuenta que debamos pagar durante largo tiempo.

Excelente solución para imprevistos

Tal vez la principal ventaja de viajar con la tarjeta crediticia y no con dinero en efectivo es que si uno pierde su plástico, no le dice adiós a sus recursos financieros, sino que sencillamente se tiene que solicitar el apoyo del banco para salir del problema. Además, compañías como American Express o MasterCard pueden reponer la tarjeta a sus clientes que la han extraviado en muy poco tiempo.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios