Cómo superar la cuesta de enero 2018

Enero se perfila como uno de los meses más difíciles de sobrellevar de todo el año, en especial en cuestiones económicas. Por eso en el entorno mexicano se habla mucho de la llamada “cuesta de enero”, por lo complicado que resulta sobrellevar el primer mes del año, luego de haber gastado en exceso durante las fiestas decembrinas. Desde inicios del año 2017 el panorama financiero global ha estado marcado por un horizonte de incertidumbre y en este aun joven 2018 no se avizora demasiado diferente. Por ello lo mejor es estar prevenidos y habituarse al ahorro durante el resto del año para no padecer demasiados sobresaltos. En este marco, comentaremos cómo superar la cuesta de enero 2018.

De inicio hay que planificar los gastos. Lo más aconsejable en este sentido es no acabarse el dinero del mes demasiado pronto o bien evitar las deudas impagables. Así como diciembre en un mes que se presta para el desembolso fácil, para darse algunos gustos que a lo largo del año uno no se ha permitido, enero es un mes para limitarse más con los recursos monetarios, ajustarse el cinturón y prepararse para los meses por venir.

No hay que rebasar la real capacidad de pago

De manera previa a realizar alguna compra, es conveniente analizar si realmente se cuentan con las condiciones para pagar ese artículo o servicio que se desea. Una regla básica al respecto es que los pagos mensuales de una deuda a crédito no rebasen nuestros gastos cotidianos. Hay que tener mucho cuidado con el manejo del crédito bancario, puesto que la posibilidad de pagar a futuro genera una falsa percepción de lo que realmente se está pagando.

Manejar estratégicamente las fechas de corte

Tras las siempre intensas fiestas decembrinas es muy probable que nos hayamos quedado con muy poco dinero en efectivo. Es entonces que los plásticos crediticios se perfilan como un práctico recurso de pago en tanto que se pueden realizar compras pequeñas, siempre que sean necesarias, en una misma exhibición, para así realizar un solo cargo al plástico y pagar en la siguiente fecha de corte, una vez que se vuelva a contar con recursos económicos.

Limitarse con el uso de la tarjeta

Para superar sin problemas la cuesta de enero y los desafíos financieros del porvenir inmediato y mediato, es preciso contenerse al utilizar la tarjeta de crédito, en especial en los periodos comerciales donde se ofrecen muchas rebajas. De esa manera no se gastará en exceso a lo largo del año y se tendrán recursos monetarios suficientes para superar la cuesta de enero del año siguiente.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios