Cómo sacarle provecho al crédito bancario

Conseguir un apoyo financiero por parte del banco puede perfilarse como la mejor opción para optimizar el nivel de vida del que se disfrute. La clave del éxito que se tenga en tal iniciativa está relacionada con el uso estratégico que se realice de ese recurso. Al pedir un crédito, ya sea que se tramite por medio de un plástico crediticio o por cualquier otro procedimiento bancario, se contrae un compromiso financiero que, de no respetarse en tiempo y forma, puede derivar en graves consecuencias para ese usuario de servicios financieros. No obstante, es posible sacarle provecho de manera inteligente al crédito bancario, de acuerdo con lo que comentaremos en las líneas siguientes.

El Buró de Crédito, la sociedad de información crediticia más importante del país, ha lanzado una serie de consejos que vale la pena tener presentes antes de contratar un préstamo bancario o un producto crediticio similar. Eso es lo que mencionaremos a continuación: cómo sacarle provecho a al crédito bancario.

Aumentar el patrimonio

Si ya se tomó la decisión de contratar un crédito bancario, hay que tener plena certeza de que será utilizado para contratar un bien o un servicio que dure más tiempo que el necesario para cumplir con el pago de la deuda. También es indispensable optar por financiamientos que requieran de un tiempo moderado para ser cubiertos en su totalidad. De esa manera no deberán pagarse excesivos intereses.

Cuidado con los meses sin intereses

Al adquirir algo bajo la modalidad de meses sin intereses se corre el riesgo no de tener una perspectiva correcta de los adeudos que se contraen. De gastar más allá de lo tolerable para nuestro presupuesto, considerando que se tendrá el tiempo necesario para cubrir esos gastos a crédito, aun así, el acumulado de varios gastos pequeños nos puede arrojar una amarga sorpresa, al enterarnos de todo lo que debemos de pagar y cuando.

Tener objetivos precisos y no pagar sólo el mínimo

Hay que plantearnos las metas adecuadas y ordenarlas de acuerdo con la jerarquía que tienen con respecto a nuestras finanzas personales en su conjunto. Esta medida nos ayudará a establecer en que debemos usar primero el dinero, ya sea para destinar una parte al ahorro, o concentrar la mayoría de esos recursos para pagar compromisos financieros que se hayan adquirido.

Una recomendación adicional es no pagar solo el mínimo, del adeudo, sino un poco más para así terminar con el pago del adeudo lo más pronto posible y al mismo tiempo evitar recargos e intereses.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios