Cómo sacarle provecho a tu tarjeta de crédito

Esta clase de instrumento financiero puede ayudarnos a salir de un problema o meternos en una más grave dificultad económica. Por ello es esencial aprender a utilizarlo.

Las promociones de meses sin intereses pueden ser una estupenda alternativa para comprar servicios y productos a cómodos plazos sin que esto represente un esfuerzo adicional para el bolsillo.

No obstante, hay que tener conciencia de que, no porque sean adquisiciones a largo plazo son gratuitas y al final podemos terminar cubriendo mensualmente lo que hubiéramos pagado al contado, al haber hecho varias pequeñas compras, que al final derivaron en un total considerable.

Antes que nada hay que planear bien nuestras compras y no excedernos con ellas, tomando en cuenta que el crédito no es una extensión de los ingresos propios, sino un capital que eventualmente deberemos pagar.

Una confusión frecuente entre las personas que efectúan esta clase de compras es que al observar su estado de cuenta toman en cuenta que, dentro del pago mínimo, ya están consideradas las mensualidades de las adquisiciones a plazos.

Ciertamente al pago mínimo que se pide el banco, hay que agregar la mensualidad de tales compras. Si se es de esas personas que al cubrir el pago mínimo se creía que con ello no se generaban intereses, hay que tomar en cuenta que con ello se desperdicia el beneficio que nos representó comprar a pagos mensuales.

Una clave para sacarle provecho a la tarjeta de crédito es no pagar solo el mínimo de las compras a mensualidades, ya que así se generan intereses, ya que la deuda a meses sin intereses se vuelve una deuda normal.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios