Cómo realizan sus calificaciones las sociedades de información crediticia

Las sociedades de información crediticia son aquellas entidades que cuentan con autorización para desarrollar un monitoreo del comportamiento y hábitos de pago de los usuarios de servicios financieros. Tanto el buró como el círculo de crédito forman parte de esta clase de empresas, las cuales son de gran importancia para la dinámica financiera de nuestro país.

Aunque son muy parecidas, estas compañías dedicadas al reporte de referencias crediticias, a final de cuentas, no tienen entre sus atributos o capacidades calificar a un usuario financiero.

La tarea del buró y el círculo de crédito

La única función que tienen es recopilar los antecedentes de las personas, por ejemplo, la manera en que utilizan sus plásticos crediticios, o cualquier otro producto bancario. Quiénes se encargan de valorar o calificar su comportamiento de pago, son las instituciones bancarias directamente.

Un asunto importante que todos los usuarios de servicios financieros deberían de saber, es cómo determina la calificación de una persona el buró o el círculo de crédito, en sus historiales crediticios. En este caso, conviene apuntar lo siguiente: ambas instancias utilizan un puntaje denominado score crediticio, el cual va de las 300 a las 850 unidades. Entre más elevado sea este registro, tiene un mejor nivel el historial crediticio de este usuario. Conforme a tal escala, también se le otorga un color que nos revela el estatus de los hábitos de pago de ese individuo.

Así entonces, el color verde nos revela que estamos ante un buen usuario de servicios financieros; si tiene color amarillo, se trata de alguien con ciertos retrasos al momento de efectuar sus pagos, y si aparece el color rojo, es que estamos ante un individuo moroso o con frecuentes eventos de impago.

La importancia del reporte especial de crédito

Tomando en cuenta lo anterior, resulta positivo preguntarse qué calificación se requiere tener en las principales sociedades de información crediticia, para pedir un plástico bancario.

En última instancia todo depende del producto bancario que se desea conseguir, esto es, qué tarjeta es la que necesitamos obtener. Tomemos como ejemplo el caso de un individuo que requiere de una tarjeta de crédito emitida por una tienda comercial. Para esta clase de plásticos se precisa de un score de aproximadamente 500 unidades, ya que esta clase de productos bancarios suelen estar orientados a personas que apenas se inician con la solicitud de créditos, y por lo consiguiente, no se han forjado un historial del buró considerable.

En cambio, si se pretende adquirir una tarjeta crediticia de alta categoría, se nos solicitará, además, tener grandes ingresos monetarios al mes y una puntuación en el buró o en el círculo de crédito superior a las 750 unidades.

Cómo revisar nuestro historial en el buró

Para revisar nuestros antecedentes en el buró, hay que obtener el reporte de crédito especial. Se trata de un documento donde se ofrece, en detalle, el registro de los hábitos de pago que se ha mostrado en cierto período. De ese modo se podrá saber cuáles son los adeudos que se tienen pendientes de cubrir y porqué razón no se nos ha concedido la opción crediticia solicitada.

Todos los usuarios de servicios financieros pueden consultar su reporte de crédito especial, gratuitamente, una vez cada 12 meses. Las siguientes consultas requerirán el pago de una módica cuota.


Categorías:
Buró de Crédito Créditos Creditos en México

Comentarios