Cómo puedo tener unas finanzas sanas

Es aconsejable optimizar el manejo de los recursos financieros propios cada cierto tiempo, por ejemplo, mes con mes. Lo mismo sucede con respecto a los productos crediticios o bancarios con los que se cuenten. Dos consejos provechosos para este propósito son: revisar a conciencia las condiciones de los productos que se tengan contratados e indagar en el mercado buscando propuestas novedosas. En lo que sigue ofreceremos una respuesta a la cuestión acerca de “¿Cómo puedo tener unas finanzas sanas?”.

Mejorar en el manejo de las finanzas propias es algo menos complicado de lo que parece. La clave del éxito en esta tentativa es tener una buena organización y contar con la información necesaria acerca de los principales productos bancarios que existen en el medio financiero actual. Pero es preciso comentar con mayor detalle cómo puedo tener unas finanzas sanas.

Saber qué se tiene contratado y cómo

En lo que se refiere a la primera recomendación que les hemos ofrecido, es decir, evaluar los productos bancarios con los que se cuenten, es aconsejable dedicar un tiempo para revisar esos contratos que se tengan olvidados y así optimizar las condiciones de los productos que manejamos. Es indispensable conocer a profundidad los productos que se tienen contratados y eliminar los que pueden ser mejorados o que ya no nos sean indispensables.

Una buena muestra de ello serían las cuentas que se han quedado vacías y que se han quedado en el olvido, pero que repentinamente nos pueden causar inesperados sustos por las comisiones que deberán pagarse por ellas.

Revisar personalmente las condiciones bancarias

Pero, además, siempre es aconsejable visitar de vez en vez el banco para hallar nuevas propuestas que en cierto momento pueden sernos de utilidad. El medio bancario y en especial el crediticio se renueva constantemente, de manera que nosotros debemos estar al pendiente de ello. Es importante tener presentes estos sencillos tips para tener unas finanzas sanas de manera permanente.

La importancia del ahorro

Por supuesto, tener un sentido previsor, tener la capacidad de anticipar las eventualidades que podrían alterar la estabilidad de las finanzas propias, también es algo valioso. Lo mismo puede decirse del hábito del ahorro. Resulta imperdible cultivar esta práctica no solo para obtener un acumulado financiero que nos permita resolver imprevistos, sino también para ir forjando las mejores condiciones para tener un buen nivel de vida tras el retiro. Lo que hemos comentado es parte de la respuesta a la pregunta acerca de “¿Cómo puedo tener unas finanzas sanas?”.


Categorías:
Creditos en México

Comentarios