¿Cómo puedo protegerme del robo de identidad?

Ante el aumento en los casos de robo de identidad en el entorno de la banca mexicana, el Buró de Crédito ha optimizado sus medidas para identificar, desde la primera revisión del historial crediticio, este tipo de ilícitos. El director general del Buró de Crédito, Mauricio Gamboa, explicó que ya se encuentran diseñando herramientas para emitir avisos que informan al usuario de servicios financieros desde el instante en el que se consulta el historial, lo cual podría ser un indicio de posible fraude.

Vale la pena conocer más acerca del tema y tratar de responder a la cuestión acerca de ¿cómo puedo protegerme del robo de identidad?

Actualidad del robo de identidad en México

Tales alertas serán de dos clases: primero un servicio sin costo en el que los usuarios recibirán por correo electrónico un reporte de cualquier consulta o alteración en los datos de su historial de crédito. De esa manera se puede detectar fácilmente cualquier tentativa de robo de identidad. El segundo sistema lleva por nombre Alértame, el cual tiene similares características, pero con un valor añadido, que incluye cuatro reportes con datos del Buró de Crédito. Este servicio tiene un costo de 232 pesos al año.

Pero de manera complementaria, los directivos del Buró de Crédito ya preparan también un recurso llamado Vigilante, la cual analiza por medio de complejos recursos matemáticos y comparaciones de referencias históricas, para detectar actividades delictivas y comportamientos sospechosos. De ese modo se avisa del riesgo a las entidades crediticias.

Cómo se realiza el robo de identidad en México

Tales medidas, asegura Gamboa, tienen como objetivo inhibir los casos de fraude, robo de identidad, desde fases muy tempranas. Estadísticas de la Condusef señalan que en el primer semestre del 2016 fueron reportados más de 32 mil casos de robos de identidad en el medio financiero nacional.

El robo de identidad quiere decir que otro individuo consiga y se adueñe de las referencias personales (datos relacionados con las personas, los cuales son básicos para identificarlas y en ciertos casos hacerlas más vulnerables) para realizar un aprovechamiento indebido y no autorizado de esta información.

En muchas ocasiones esta clase de acciones delictivas está relacionada con las actividades económicas de las personas, por ejemplo, los números de tarjetas de crédito o las transacciones bancarias que se han llevado.

Por lo general, el robo de identidad se lleva a cabo en dos fases distintas. En primer lugar, el delincuente roba los datos personales de una persona y en una segunda fase delictiva, este mismo delincuente utiliza la información obtenida ilegalmente para hacerse pasar por el titular de esas cuentas bancarias y hacerse con recursos financieros que no le corresponden o bien cometer distintos fraudes bancarios o crediticios.


Categorías:
Buró de Crédito Creditos en México Noticias

Comentarios