¿Cómo puedo prevenir los fraudes bancarios?

El desarrollo actual de la tecnología es un fenómeno que tiene dos facetas principales con relación al ámbito de los bancos y las finanzas. Por un lado, ha simplificado una serie de trámites que hace unos años eran tan engorrosos como lastrantes, pero así también, en contraparte, ha posibilitado que muchos delincuentes puedan realizar tentativas de fraude, antes impensables. Nunca como hoy, las personas dedicadas a los fraudes bancarios han tenido tantas herramientas y circunstancias favorables para llevar a cabo sus ilícitos.

Esto hace que cualquier consejo, cualquier recomendación orientada a prevenir los fraudes bancarios sea de gran aprovechamiento. En los siguientes párrafos se nos ofrecen varios consejos para tener a salvo nuestras tarjetas de crédito y cuentas bancarias.

Una de las dificultades en el entorno digital que se presenta con mayor frecuencia y que afectan a los derechohabientes, tiene que ver con los fraudes en línea. Las referencias bancarias de aquellos usuarios que efectúan sus transacciones financieras pueden ser vulneradas usando emails con información poco exacta y basta un click simplemente para que los delincuentes tengan acceso a la información financiera de los usuarios.

Estos son algunos consejos que ofrece la Condusef como estrategias de protección para no sufrir fraudes bancarios por Internet.

Hay que tener presente que entidades financieras como Visa o Mastercard no piden actualizaciones de referencias por email, NIP, contraseñas o cualquier otro dato relacionado con la cuenta de una persona.

Hay que teclear la dirección de la entidad bancaria de modo directo, no es aconsejable acceder a los sitios web de instituciones bancarias por medio de hipervínculos o enlaces. No deben llevarse a cabo operaciones bancarias en ordenadores de uso público. Hay que usar contraseñas sencillas de recordar, pero que sean al mismo tiempo difíciles de tener en la memoria.

Otra recomendación pertinente es cambiar con frecuencia las contraseñas; seleccionar contraseñas diferentes, más aún si se cuenta con más de un servicio bancario en línea; desactivar la opción “recordar contraseñas” en los servicios que se ofrecen a través de Internet.

Una recomendación adicional es la siguiente: se deben vigilar las sesiones bancarias que se abran en ordenador y nunca dejar a la mano de cualquier persona el token o las llaves electrónicas que se utilicen para esta clase de transacciones.


Categorías:
Créditos Tarjetas de Crédito Tips Financieros

Comentarios