¿Cómo puedo manejar correctamente la tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito pueden ser nuestras mejores aliadas o verdaderas trampas para las finanzas propias. Pero ciertamente, por determinadas malas prácticas, no es sencillo manejar como uno quisiera los plásticos bancarios. Podría expresarse de otra manera: dominar a las tarjetas de crédito es complicado y por lo general ellas son las que terminan por controlar nuestros bolsillos.

Cuando uno tiene a la mano ese dinero “extra”, siente la tentación de gastarlo, lo cual es un error y una manera de alterar a veces a niveles graves la economía personal o familiar.

Administrar eficientemente el crédito bancario

En realidad, de acuerdo con los comentarios que les ofreceremos en seguida, el secreto para administrar bien las tarjetas de crédito es no comprar más de lo que se puede pagar y liquidar el total de los consumos en la fecha indicada.

Las circunstancias de la utilización de la tarjeta de crédito deben estar bien definidas no solamente antes de paga con ella, sino inclusive antes de la firma del contrato con la institución bancaria que ha emitido ese plástico. De entre los puntos pertinentes relacionados con este instrumento bancario hay que considerar los siguientes: en primer lugar destaca el límite de crédito que se tenga disponible, también se debe tomar en cuenta la periodicidad de las cuotas que se deben pagar, misma que generalmente acontece mes con mes.

Manejar sin problemas la tarjeta de crédito

Otra recomendación acertada es elaborar un presupuesto para la utilización de la tarjeta de crédito. Hay que tener conocimiento acerca de la Tasa Anual Equivalente que está relacionada con la tarjeta crediticia y las comisiones vinculadas a la utilización del plástico como es el caso de los retiros de dinero en efectivo en los cajeros automáticos.

Hay consejos adicionales que deben tomarse en cuenta con respecto a las tarjetas de crédito. Por ejemplo, una de las equivocaciones más frecuentes con respecto a los tarjetahabientes es usar varios plásticos. De inicio, el dinero que se tiene disponible se concentra en una cantidad mayor, pero las obligaciones de pago también se incrementan.

Aunado a lo anterior, un comportamiento nada positivo con respecto al manejo de las tarjetas de crédito deriva en una mala presencia en las bases de datos de las principales sociedades de información crediticia. Este problema puede derivar en complicaciones para obtener nuevos créditos y préstamos.

Por último, si se requiere más dinero para el uso cotidiano, conviene ponerse en contacto con la institución bancaria que ha emitido nuestra tarjeta de crédito y tramitar un incremento al límite de crédito relacionado con nuestro plástico.


Categorías:
Creditos en México Tarjetas de Crédito Tips Financieros

Comentarios