Cómo mejorar el historial financiero en el Circulo de Crédito

Para cualquier usuario de servicios financieros nunca es cómodo quedar registrado en el Buró de Crédito o en el Círculo de Crédito. Se tiene la tendencia a relacionar esas bases de datos con listas negras o boletines acerca de personas morosas, nada confiables para concederles financiamientos y otros productos bancarios.

Quizás esto no sea cien por ciento exacto y haya más mitos relacionados con las sociedades de información crediticia de los que se piensa. Uno de ellos tiene que ver con el tiempo de permanencia de una persona en los registros del Círculo de Crédito o del Buró de Crédito y cómo se puede mejorar el historial.

Los registros de la Sociedad de Información Crediticia

Y es que si bien las referencias que las SIC poseen acerca de los hábitos de pago de los acreditados es relevante, esto no quiere decir que no se pueda optimizar el historial. Logrando esta mejoría el usuario en cuestión puede acceder a más y mejores financiamientos que lo apoyen a concretar sus más importantes proyectos, como, por ejemplo, comprar una casa o un coche.

Lo primero para iniciar una optimización del historial es detectar cuáles son los principales factores relacionados con su integración y cómo se puede mejorar los hábitos en cada uno de ellos. Por ejemplo, lo que más se penaliza en los registros de las SIC es la morosidad. En cuanto se registra el atraso en un pago se presenta una penalización, más aún si se relaciona con un crédito.

Cómo mejorar el historial del Buró de Crédito

Por este motivo, el Círculo de Crédito, la segunda sociedad de información crediticia más importante del país, ha recomendado a los usuarios a que paguen en tiempo y forma cada compromiso financiero que asumen. En caso de demorarse en algún pago, lo mejor es tratar de ponerse al día lo más pronto que sea posible. Actuando de esa manera, poco a poco se irá optimizando el historial de crédito.

De tener problemas para poder pagar el adeudo pendiente, lo más aconsejable es ponerse en comunicación con el banco o entidad autorizadora del crédito, para que nos brinde un más accesible esquema de pago y de esa manera no dañar de manera más severa el historial de crédito. Otra manera de mejorar los registros que tengan las SIC es utilizar de modo responsable las tarjetas de crédito y cultivar un juicioso consumo de servicios. Nunca hay que considerar al crédito bancario como una ampliación de los ingresos propios, sino sencillamente como una alternativa de pago a la que se tiene acceso para atender gastos inesperados.


Categorías:
Buró de Crédito Créditos Creditos en México

Comentarios