Como manejar las finanzas en el extranjero

Manejar las finanzas personales estando en el extranjero, no es lo mismo que gestionar los recursos financieros propios estando en nuestra propia nación. Las condiciones económicas que prevalecen en otros países hacen que sea necesario adaptarse a ellas, adaptarse en la medida de lo posible para aprender cómo manejar nuestras finanzas en el extranjero.

Es aconsejable que quienes tienen que cambiar su residencia a otra nación aprendan a gestionar sus finanzas personales de la mejor manera posible. En este sentido, es básico que aprendan a sacar dinero del cajero automático por lo general en un idioma distinto y a no perder de vista sus tarjetas de crédito. También hay que evitar compartir información con extraños que se ofrezcan para ayudarnos a sacar dinero del cajero automático con nuestra tarjeta bancaria.

El manejo del crédito en otra nación

De esta manera, lo que debe hacerse es abrir una cuenta en una cooperativa de crédito o institución bancaria. Quienes convivan con esa persona que haya llegado recientemente a un país distinto, le aconsejarán cierto banco que a ellos les haya resultado conveniente, pero es posible que ese producto financiero no sea el más adecuado para el recién llegado, de manera que antes de decidir a abrir una cuenta en un banco extranjero, es preciso considerar algunas referencias importantes.

Los trámites bancarios en un país ajeno

De entre las más importantes tenemos las comisiones o cargos que cobrará el banco, los servicios incluidos, como los pagos en línea, las tasas de rendimiento o interés que pagan las cuentas de ahorro, la cantidad mínima que se precisa para abrir esa cuenta y lo más importante, que ese banco permita realizar transferencias bancarias a los familiares que se tengan en México.

Manejar las finanzas propias en el extranjero requiere de seguir los consejos anteriores y además manejar unos saludables hábitos económicos. Es algo que no cambia, junto con la necesidad de no endeudarse en exceso, pagar en tiempo y forma los compromisos financieros que se hayan adquirido, ahorrar cotidianamente y administrar correctamente el capital que se nos vaya presentando. Radicar en el extranjero no tiene por qué ser un obstáculo para manejar adecuadamente nuestras finanzas propias. La clave para estar en el extranjero y tener en orden nuestras tarjetas de crédito y no demorarse en el pago de los adeudos pendientes, se relaciona con una eficiente administración financiera en todo momento.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios