¿Cómo generar una buena impresión en los Otorgantes de Crédito?

Es esencial tener calma y no extralimitarse con las tarjetas de crédito ahora que viene la segunda mitad del año. No obstante, si este consejo no bastara, en lo que sigue mencionaremos algunos tips para disfrutar de la temporada de fin de año para hacer compras son riesgo alguno para nuestro bolsillo.

Tener problemas con las tarjetas de crédito es un factor que propicia forjarse una presencia negativa en el Buró de Crédito y otras sociedades de información crediticia. Al final, eso precisamente nos cerrará la puerta para conseguir productos bancarios más atractivos. Pero entonces, ¿Cómo generar una buena impresión en los Otorgantes de Crédito?

Una de las mejores maneras de lograr lo anterior es salir de deudas, es decir, solventar los adeudos que se tengan pendientes hasta ir optimizando nuestra presencia en las principales sociedades de información crediticia. Como veremos en lo que sigue es la mejor manera de abordar la cuestión de cómo generar una buena impresión en los otorgantes de Crédito.

La clave para solventar las deudas

Se debe agrupar los estados de cuenta que se tengan y sumar el total de las deudas que se tengan. Después hay que compararlo con los ingresos propios. Si las deudas que se tienen son mayores a los ingresos, será tiempo de manejar estrategias de emergencia, con las cuales se deben disminuir los gastos variables y canalizar ese dinero al pago de las deudas pendientes de pagar.

Si uno se retrasa en los pagos, el banco o institución financiera seguramente congelará el crédito de nuestro plástico bancario, para evitar que nos endeudemos más, lo cual no será una referencia positiva nuestra como sujetos de crédito.

Dejar de pagar la tarjeta de crédito

Si ya se ha dejado de pagar alguna de las tarjetas de crédito, hay que procurar que solo sea por un mes. Es posible liquidar el saldo total de un plástico crediticio en ese mes y al siguiente pagar lo de otra tarjeta.

Es importante pagar primero las deudas más grandes. Para ello, hay que ubicar y ordenar las tarjetas por la cantidad que se debe pagar, entre la deuda y el interés. Hay que enfocarse en primera instancia en la tarjeta de mayor deuda y así la carga financiera se irá aligerando paulatinamente.

Resolviendo las deudas

No conviene tapar un hueco abriendo otro. No es adecuado caer en préstamos- que a la postre se harán deudas-, para solventar otras deudas. Una opción más, es la de reestructurar el crédito en cuestión. Si ya nos percatamos que ciertamente no podemos encarar los pagos pendientes, lo mejor es ponerse en contacto con el banco y pedir un replanteamiento de la deuda. De hecho, es posible conseguir que el banco negocie con nosotros plazos de pago alternativos.

Por último, mientras se esté pagando, es preciso no utilizar para nada las tarjetas de crédito. Esa es la vía para ir depurando las finanzas propias, tener un mejor Buró y resolver la cuestión acerca de cómo generar una buena impresión en los otorgantes de Crédito.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios