Cómo ganar y no perder con las tarjetas de crédito

Hay motivos de sobra que pueden generar desconfianza hacia los plásticos crediticios. Por ejemplo, con ellas se corre el riesgo de ser víctima de los clonadores de tarjetas. Pero este es evento que puede prevenirse si se siguen las medidas necesarias. Lo que no es recomendable bajo ningún sentido es tener una tarjeta de crédito sin saber perfectamente su funcionamiento.

Muchos aciagos percances pueden evitarse sabiendo cuál es el sistema del que se vale el crédito bancario y las características de cada tarjeta en particular.

La tasa de interés

Cuanto menor sea la tasa de interés de un plástico crediticio, se pagarán menos intereses en caso de incumplir con el pago completo del adeudo. Pero este no es el único factor a considerar: seleccionar un plástico crediticio barato no implica que sea el más recomendable.

Gastos fuera de los anticipado

Hay que poner especial atención a los gastos fuera de lo programado relacionados con un plástico bancario. Tales cobros habitualmente están vinculados a retiros en cajeros automáticos, cargos por anualidad o algunos seguros que implican un gasto mayor. Para revisar gastos así, basta con leer las letras minúsculas de los contratos.

Beneficios adicionales

Ciertas personas se impresionan porque cierto plástico proporciona a los contratantes una vajilla o un monedero electrónico. Pero en última instancia promociones así no deberían orientar la elección de una tarjeta de crédito. Lo que si debe hacerse es revisar si los beneficios que nos ofrece un plástico determinado son acordes a nuestras necesidades y estilo de vida. De no ser así, aunque tales beneficios parezcan atractivos, en última instancia no serán más que dinero mal utilizado.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios